La cumbre del G20 se desarrolla en medio de un clima de tensión (semisquare-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (i), saluda al presidente de Argentina, Mauricio Macri (d). (EFE)

A medida que comenzaron a aterrizar los aviones presidenciales en Buenos Aires, Argentina,  aumentaron las expectativas sobre las actividades que mantendrán los líderes del G20 durante su estadía en el país sudamericano.

Sobre todo, ante los numerosos focos de tensión que atraviesan esta cumbre: guerra comercial entre Estados Unidos y China, Acuerdo de París, el asesinato del periodista disidente saudita Jamal Khashoggi y la guerra en Yemen.

Los presidentes de Estados Unidos, China, Francia, Corea del Sur, Turquía, México, Sudáfrica, Japón, los primeros ministros de Italia, la India, Sudáfrica y Singapur, el príncipe heredero de la corona saudita y el presidente de la Comisión Europea ya arribaron a la ciudad y con su llegada se abrieron una serie de interrogantes sobre sus agendas durante los próximos dos días.

En la noche del jueves llegó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se prevé que será el gran protagonista de la cumbre. Por el momento, el líder norteamericano confirmó que hará un acuerdo comercial significativo al firmar el nuevo tratado con México y Canadá, que reemplaza el Nafta, rechazado por Trump luego de 24 años de vigencia.

Otro de los puntos ya confirmados dentro de su agenda es la bilateral que tendrá tras el final de la cumbre -el sábado a las 5:30 p.m.- con su par chino, Xi Jinping, la reunión que acapara la atención de la cumbre. Trump, además, canceló el encuentro que tenía pautado con Vladimir Putin.

El conflicto entre Rusia y Ucrania luego de que guardacostas rusos capturaran tres barcos militares ucranianos en las costas de Crimea dinamitó una de las reuniones bilaterales más esperadas de la cumbre.

Xi tiene previsto asistir a una reunión informal con los líderes de los Brics -el grupo que reúne a las principales economías emergentes, integrado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica..

El encuentro convocará a los presidentes de Brasil, Michel Temer; de Rusia, Vladimir Putin; de la India, Narendra Modi; de China, Xi Jinping, y de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa.

No obstante, los ojos del mundo estarán atentos a la reunión que Xi tendrá el sábado por la noche con Trump. El encuentro será una gran oportunidad para negociar una tregua en la guerra comercial entre Washington y Pekín. Por lo menos iniciar lasnegociaciones antes del 1 de enero, cuando los aranceles que impuso Trump a las importaciones de bienes chinos por $250,000 millones escalen del 10% al 25%.

Incógnita

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llegó el jueves a las 10 de la mañana y fue recibido por el ministro de Cultura de Argentina, Pablo Avelluto . Se espera que el mandatario se involucre en la discusión de temas como el comercio internacional, el desarrollo y el cambio climático. Sin embargo, la comunidad internacional se mantiene expectante ante una posible reunión con el príncipe heredero saudita, Mohammed ben Salman -el primer líder del G-20 en llegar a la Argentina, el miércoles- en medio de la tensión bilateral por el crimen del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul, el mes pasado.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe se reunirá con el presidente argentino Mauricio Macri el sábado, además tendrá encuentros bilaterales (aún sin fecha confirmada) con Trump, Putin y Xi.

Por su parte, el surcoreano Moon Jae-in, que llegó el jueves por la mañana y fue recibido por la ministra de Desarrollo Social de Argentina, Carolina Stanley, es otro de los líderes que tienen la intención de reunirse con Trump. Por ahora, el encuentro bilateral es un misterio, porque después de algunos cortocircuitos con relación a la estrategia frente a Corea del Norte, el presidente norteamericano decidió reprogramarlo.

El primer evento que compone la agenda de Putin será la reunión con los Brics y luego se espera que mantenga reuniones bilaterales por fuera de la agenda oficial del G-20 con quienes mantiene sus principales frentes de conflicto. Entre ellos se encuentran los líderes de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE), que le impuso sanciones económicas por el conflicto en Ucrania debido a la falta de avances en el proceso de paz.


💬Ver 0 comentarios