cártel de Sinaloa (semisquare-x3)
Miembros de la Armada mexicana vigilan un cargamento de cocaína confiscado. (EFE)

Pese a sus conflictos internos derivados de la captura y extradición a Estados Unidos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el cártel de Sinaloa “mantiene una huella expansiva internacional” en comparación con otros grupos, asegura la Administración para el Control de Drogas (DEA, en Inglés) en su informe anual sobre tráfico de drogas publicado este viernes.

De acuerdo con la dependencia, la organización criminal continúa exportando cantidades “al por mayor” de metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína y fentanilo a través de puntos de cruce ubicados a lo largo de la frontera de México con California, Arizona, Nuevo México y el oeste de Texas.

Dichas drogas son distribuidas en ciudades como Chicago, Phoenix, Los Angeles y Denver.

En segundo lugar, la DEA ubica al cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, al que cataloga como el más reciente y uno de los más poderosos en México y Estados Unidos.

Asegura que la rápida expansión del cártel Jalisco Nueva Generación se debe capacidad de fuego y a los violentos enfrentamientos con sus enemigos y autoridades mexicanos. Para la DEA, el Cártel Jalisco Nueva Generación tiene presencia en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta, y en 22 de los 32 estados de México.

Después ubica a los cárteles de Juárez, Golfo, Los Zetas, Beltrán Leyva, que continúan operando y traficando drogas a Estados Unidos en los territorios que históricamente han controlado.


💬Ver 0 comentarios