Rosales se reunió con miembros de la comunidad venezolana en la iglesia Santa Teresa de Manhattan. (Agencia EFE) (semisquare-x3)
Rosales se reunió con miembros de la comunidad venezolana en la iglesia Santa Teresa de Manhattan. (Agencia EFE)

Nueva York - Fabiana Rosales, la esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó, pidió el martes a los inmigrantes venezolanos en Nueva York que regresen a su país y les aseguró que llegará el día en que lo harán sin llevar ayuda a sus familiares.

"Estamos trabajando para que puedan ir con las maletas más ligeras", aseguró Rosales, quien se reunió con miembros de la comunidad venezolana en la iglesia Santa Teresa de Manhattan, que lidera el sacerdote venezolano Alexis Bastidas.

"Venezuela decidió cambiar, y el 2019 es el año de la paz, de la reconstrucción y de que los venezolanos vuelvan a casa", dijo la pareja de Guaidó, quien se proclamó en enero presidente interino de Venezuela y ha sido reconocido por medio centenar de países.

Rosales, una periodista de 26 años, visitó Nueva York como parte de una gira que antes la llevó a Perú y Chile para reunirse con venezolanos y trasladar el mensaje de su esposo, quien preside la Asamblea Nacional.

Rosales estuvo acompañada en el encuentro por varios miembros de su familia, de quienes aseguró se vieron obligados a salir de Venezuela y les dijo con firmeza y convicción: "Más nunca le vamos a permitir a nadie que nos quiebre la moral".

"No podemos permitir que nadie con un mensaje lleno de odio y rencor llegue al poder de ninguna nación", afirmó.

Además, la pareja del líder opositor aseguró a los venezolanos que acudieron a su encuentro que pronto también podrán recibir a Guaidó en una "visita oficial a Estados Unidos".

A la reunión, asistió el alcalde de West New York, en Nueva Jersey, el demócrata Félix Roque, quien declaró a Guaidó "el legítimo presidente de Venezuela" y entregó a Rosales las llaves de su ciudad.

"El pueblo venezolano no está solo, el pueblo de West New York está con ustedes", dijo.

También participó en el acto Aminta Pérez, la madre del exagente Óscar Pérez, líder de un grupo que se alzó contra el gobierno de Nicolás Maduro y que murió en un operativo en enero de 2018. La oposición ha denunciado que fue ejecutado.

Pérez emigró a Nueva York y está a la espera de una respuesta a su solicitud de asilo político.

Otra de las personas que recibió a Rosales, Dora Labora, que reside en Nueva York desde hace 27 años, aseguró a Efe que confía "cien por cien" en Guaidó y dijo que le considera "capaz" de dirigir a Venezuela.

Rosales viajará el miércoles a Washington, donde se reunirá en la Casa Blanca con el vicepresidente Mike Pence y también con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ha reconocido al delegado de Guaidó como representante de Venezuela en este organismo multilateral. 


💬Ver 0 comentarios