Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

la hija del ex espía ruso Serguei Skripal, Yulia Skripal. (vertical-x1)
La hija del ex espía ruso Serguei Skripal, Yulia Skripal, probable sea ampliamente interrogada por las autoridades de seguridad tras salir del hospital. (AP)

Londres - Yulia Skripal, una de los dos ciudadanos rusos envenenados por un agente nervioso en una ciudad de Gran Bretaña, recibió el alta hospitalaria, dijeron medios británicos el martes.

A su salida de la clínica, Skripal, de 33 años, fue trasladada a un lugar “seguro” el lunes, reportó BBC News.

Según la Asociación de la Prensa británica, las autoridades hospitalarias ofrecerán una declaración a lo largo del día. Es probable que el gobierno británico proteja algunos detalles sobre el paradero de Skripal dada la sensibilidad del caso.

Si su estado de salud se lo permite, es probable que sea ampliamente interrogada por las autoridades de seguridad y la policía del país sobre lo que recuerda de los hechos previos al ataque, que provocó un enfrentamiento entre Londres y Moscú que recuerda a las tensiones de la Guerra Fría.

Skripal ingresó en estado crítico en un hospital el pasado 4 de marzo tras un ataque con un agente nervioso dirigido aparentemente contra su padre, Sergei Skripal.

La mujer había llegado al país procedente de Moscú en la víspera para visitar al exespía, que sigue hospitalizado pero su estado mejora rápidamente, según funcionarios.

Sergei Skripal, de 66 años, es un exagente de la inteligencia militar rusa que fue condenado en su país por espiar para Gran Bretaña. Estuvo encarcelado y finalmente se estableció en Inglaterra luego de un “intercambio de espías”.

Gran Bretaña ha acusado al gobierno ruso de planear la agresión a los Skripals, que fueron hallados inconscientes en un banco de la ciudad inglesa de Salisbury el 4 de marzo.

Según las autoridades británicas, Moscú tenía los medios y el motivo para atacar a Sergei Skripal. Sostienen además que en la agresión se empleó un agente nervioso de grado militar que solo podría haberse fabricado en Rusia.

Rusia ha negado cualquier implicación en el caso, pero el malestar generado por el ataque derivó en la expulsión masiva de diplomáticos rusos de países alineados con Londres. El Kremlin respondió echando de su territorio a los diplomáticos de esas naciones.


💬Ver 0 comentarios