Mauricio Funes (horizontal-x3)
Fotografía de archivo del expresidente de El Salvador, Mauricio Funes (i), y su esposa, Vanda Pignato (d). (EFE)

San Salvador - Un juez salvadoreño ordenó este miércoles la emisión de una orden de captura internacional contra el expresidente Mauricio Funes, sus dos hijos y su cónyuge, todos asilados en Nicaragua desde 2016, por el caso de la supuesta malversación de más de $351 millones durante su mandato (2009-2014).

"El juez de Paz ha establecido en su resolución que existe, con certeza, una probable comisión de delitos de parte de los acusados, entre los cuales destaca al expresidente Funes como uno de los responsables directos de los mismos", informó la Fiscalía.

Precisó que el titular del Juzgado Quinto de Paz de San Salvador envío a la etapa de instrucción el proceso penal contra Funes (2009-2014) y ordenó su detención preventiva, una decisión que también tomó contra otras 14 personas, incluidos dos de sus hijos y la cónyuge del expresidente.

El juzgador además ordenó que se congelaran los inmuebles, vehículos y cuentas bancarias de los implicados.

El fallo contra Funes, su familia y el resto de imputados estaba pendiente desde el pasado 11 de junio, cuando otros 17 procesados pasaron a la etapa de instrucción y se decretó la prisión preventiva.

El atraso en la decisión se debió a que Funes y los otros 14 imputados no enviaron abogados a la audiencia inicial, que se desarrolló entre el 10 y 11 de junio pasados, por lo que el juez tuvo que resolver ante un defensor público en una diligencia "con vista de requerimiento".

El fiscal general, Douglas Meléndez, informó el pasado 8 de junio, tras varios días de especulaciones en la prensa local, sobre la petición de orden de captura contra Funes y más de una treintena de familiares, amigos y exfuncionarios por la millonaria malversación.

De acuerdo con el fiscal, Funes y el empresario Miguel Menéndez encabezaron una estructura en la Casa Presidencial con la que sustrajeron más de $351 millones a ocho cuentas particulares y de las que sacaron más de $292 millones en efectivo.

Funes, quien llegó a gobernar bajo la bandera del "cambio" del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ante la corrupción de administraciones anteriores, es el tercer presidente salvadoreño de la democracia en ser acusado de apoderarse de dinero público.

Además de Funes y Elías Antonio Saca (en prisión preventiva), el ahora fallecido exgobernante Francisco Flores fue procesado por supuestamente apropiarse de 15 millones de dólares donados por Taiwán. 



💬Ver 0 comentarios