Las numerosas rondas de castigos impuestas desde hace años por la ONU buscan presionar a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear y de misiles. (semisquare-x3)
Las numerosas rondas de castigos impuestas desde hace años por la ONU buscan presionar a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear y de misiles. (EFE)

Corea del Norte está violando de forma constante las sanciones internacionales que tiene impuestas y su programa nuclear y de misiles sigue "intacto", asegura un informe elaborado por expertos de Naciones Unidas hecho público este martes.

Según los especialistas, Pyongyang está desafiando las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU con un "aumento masivo de las transferencias ilegales de productos derivados del petróleo y carbón de buque a buque".

"Estas violaciones hacen ineficaces las sanciones más recientes", señala el texto, en referencia a los límites a la importación de productos petroleros y a las restricciones al comercio con carbón que el Consejo impuso al país en 2017, en respuesta a sus ensayos nucleares y con misiles.

Los expertos aseguran que, sin saberlo, bancos y compañías de seguros de todo el mundo siguen facilitando pagos y dando cobertura a busques involucrados en estas violaciones.

Las transferencias de petróleo y carbón entre barcos, una técnica utilizada por Pyongyang para evitar las sanciones, se dispararon en 2018, con "transbordos cada vez mayores, multimillonarios e ilegales" de crudo y un número creciente de operaciones con carbón.

Además, el gobierno norcoreano sigue violando el embargo de armas que tiene impuesto y ha intentado facilitar equipos militares a los rebeldes hutíes de Yemen, así como a Libia y Sudán a través de intermediarios extranjeros.

Mientras, las restricciones financieras impuestas por el Consejo de Seguridad "sigue siendo algunas de las medidas del régimen de sanciones que se aplican de manera más deficiente y se eluden activamente", apuntan los expertos.

Las numerosas rondas de castigos impuestas desde hace años por la ONU buscan presionar a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear y de misiles.

En ese contexto, Moon Chung-in, un asesor del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, aseguró que Corea del Norte no debería utilizar un posible lanzamiento de cohetes como medida de presión en las negociaciones con Estados Unidos. Y añadió que una iniciativa de ese tipo sería “catastrófica” para ladiplomacia global sobre su programa nuclear.

Medios estadounidenses publicaron recientemente imágenes satelitales que indicaron que Corea de Norte rehabilitó estructuras en su centro de lanzamiento de misiles de largo alcance desmantelado el año pasado en el inicio de los contactos con Washington. Otras imágenes tomadas por satélites muestran un incremento del tránsito de autos en otras instalaciones norcoreanas utilizadas para fabricar misiles y cohetes para lanzamientos de satélites.

Algunos expertos apuntan que esta actividad sugiere que Pyongyang podría estar montando un cohete de largo alcance para lanzar un satélite, algo que tiene prohibido, luego de la cumbre del mes pasado con Estados Unidos en Hanói, que terminó sin un acuerdo.

Moon Chung-in, un profesor universitario retirado que ahora es asesor especial del presidente Moon Jae-in, dijo en una mesa redonda que sería una “mala idea” que el Norte utilice el lanzamiento de un cohete u otras actividades nucleares como medida de presión en las negociaciones.

Un avance norcoreano en este sentido podría acarrear consecuencias “catastróficas” o un “gran desastre” en la diplomacia entre Washington y Pyongyang, apuntó Moon Chung-in. "Me pregunto si Corea del Norte debería evitar" tal acción, señaló.

La cumbre de la capital vietnamita fracasó en parte por las disputas sobre el grado de alivio de las sanciones que podría obtener Corea del Norte a cambio de pasos limitados hacia el desarme. Washington y Pyongyang se acusan mutuamente de provocar el colapso del diálogo, pero ambas partes evitaron las críticas duras y se mostraron esperanzadas con reanudar las negociaciones en el futuro. Por el momento no se ha anunciado una nueva reunión entre las dos naciones.

Para varios miembros del Consejo de Seguridad, esas sanciones fueron fundamentales a la hora de llevar al líder norcoreano, Kim Jong-un, a negociar con el presidente estadounidense, Donald Trump.


💬Ver 0 comentarios