El sultán Hassanal Bolkiah y la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet (semisquare-x3)
El sultán Hassanal Bolkiah y la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet. (EFE)

 La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, urgió este lunes al gobierno de Brunei a que detenga la entrada en vigor de una normativa que permitirá la pena de muerte por lapidación en casos de adulterio y de relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

"Si se aplica en su forma actual, la revisión del Código Penal consagrará en la legislación castigos crueles e inhumanos que atentan gravemente contra las normas internacionales de derechos humanos, como es el caso de la lapidación", declaró la alta responsable.

El sultanato de Brunei ha indicado que la reforma legislativa comenzará a aplicarse este miércoles, 3 de abril.

Con la lapidación también se castigarán las relaciones fuera del matrimonio para los musulmanes y el insulto o difamación contra el profeta Mahoma, mientras que el aborto dará lugar a azotes en público.

Además, un robo dará lugar a la amputación de una mano o de un pie.



El cambio del Código Penal criminaliza igualmente a quien exponga a niños a creencias o prácticas religiosas distintas al islam.

Todo esto representa un gran cambio con respecto a la práctica vigente hasta el momento, ya que a pesar de que Brunei mantenía la pena de muerte en el papel, en realidad aplicaba una moratoria que explica que la última ejecución haya ocurrido en 1957.

Bachelet recordó a las autoridades de Brunei que las normas internacionales restringen la pena de muerte a delitos muy específicos, como el asesinato y después de que el acusado haya sido juzgado cumpliendo todos los requerimientos de un proceso justo.

Asimismo, la alta comisionada confesó que teme que la nueva norma genere violencia y discriminación contra las mujeres en base a su orientación sexual y que vaya contra minorías religiosas en Brunei, un pequeño país de unos 420,000 habitantes ubicado en la isla de Borneo (Sudeste Asiático)

La decisión del sultán Hassanal Bolkiah ha llamado la atención de otros sectores además de la comunidad de derechos humanos, como las del actor George Clooney y el cantante Elton John, quienes han llamado a un boicot de los hoteles de lujo del sultanato, sumamente rico en petróleo.


💬Ver 0 comentarios