Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cifuentes tenía un título de la Universidad Rey Juan Carlos. (EFE / Paco Campos) (horizontal-x3)
Cifuentes tenía un título de la Universidad Rey Juan Carlos. (EFE / Paco Campos)

Madrid - La presidenta de la comunidad autónoma de Madrid, Cristina Cifuentes, renunció a su título de maestría de la Universidad Rey Juan Carlos  (URJC), una de las universidades madrileñas, tras las sospechas desveladas por la prensa española de que fue obtenido fraudulentamente, mientras que toda la oposición le sigue pidiendo que dimita.

Cifuentes, miembro del Partido Popular, envío una carta al rector de esta universidad, Javier Ramos, para anunciarle que renuncia, anunció hoy en Twitter. La presidenta regional que gobierna en minoría con el apoyo parlamentario de Ciudadanos.

En esa carta, publicada por el digital español Okdiario, Cifuentes pide disculpas y asegura que cumplió con todo lo que le pidió la URJC y todo lo que exigía la ley para cursar y aprobar esos estudios.

Frente a las sospechas de que no asistió a clase, dice que se acogió a unas "condiciones flexibles" que le permitieron estudiar este posgrado sobre Derecho Autonómico en el curso 2011-2012 a pesar de sus obligaciones profesionales de entonces, cuando era delegada del Gobierno español en la región de Madrid.

Según publicó en un primer momento el digital español eldiario.es, el 21 de marzo pasado, algunas calificaciones de Cifuentes habían sido "falsificadas", sin constancia de que presentara el trabajo obligatorio de fin de maestría.

Posteriormente, se conoció que el acta universitaria que certificaba que sí defendió ese trabajo ante un tribunal tenía alguna firma "falsificada". También, que Cifuentes se había matriculado en el máster tres meses después de que hubiera comenzado, según la prensa.

El director del máster, Enrique Álvarez Conde -suspendido de sus funciones cautelarmente-, admitió que el acta se había redactado ("reconstruido", dijo él) justo después de conocerse las primeras informaciones sobre el supuesto fraude académico.

La URJC decidió abrir una investigación interna y comunicó a la Fiscalía los primeros indicios de supuestas irregularidades delictivas.

Cifuentes reconoce en la carta que no consideró en su momento que esos requisitos "flexibles" para cursar el máster "pudieran ser considerados por alguien como un agravio", ni que se pudieran sentir "perjudicados" aquellos alumnos cuyas condiciones personales les permitían seguir estrictamente el régimen académico ordinario.

"Si me equivoqué, y en aquel momento debí rechazar las facilidades que me ofreció la universidad,pido disculpas", explica Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, región de una importancia clave para el Partido Popular.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ratificó su apoyo y el del partido a Cifuentes ante esta polémica y se remitió al resultado de las investigaciones. "Será la Justicia la que tenga que decidir lo que estime oportuno y conveniente", señaló el 7 de abril.

Por el contrario, el Partido Socialista presentó una moción de censura contra ella en el Parlamento regional, que también apoyaría Podemos, incluso Ciudadanos, si no dimite antes.

Al calor de este caso, la prensa española ha ido desvelando también que otros políticos, algunos de la oposición, incluían en el currículo titulaciones o formación que realmente no tenían. 


💬Ver 0 comentarios