Cientos de miles de personas se concentraron de nuevo hoy en las calles de Hong Kong para protestar contra la proyectada ley de extradición (semisquare-x3)
Cientos de miles de personas se concentraron en las calles de Hong Kong para protestar contra la proyectada ley de extradición. (AP)

La Unión Europea (UE) pidió este miércoles a las autoridades de Hong Kong que respeten los derechos de reunión y de libre expresión de los manifestantes contra la polémica propuesta de ley de extradición y llamó a evitar la violencia por parte de todos los involucrados en las protestas.

En un comunicado, el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior afirmó que la Unión "comparte muchas de las preocupaciones" expresadas por los ciudadanos en las manifestaciones contra la reforma de la ley de extradición, con la que se teme que activistas locales, periodistas críticos o disidentes residentes en Hong Kong podrían ser enviados a la China continental para ser juzgados.

"Se trata de un asunto sensible, con amplias consecuencias potenciales para Hong Kong y su población, para la UE y los ciudadanos extranjeros, así como para la confianza de las empresas en Hong Kong", señaló el portavoz, que instó a iniciar una "profunda consulta pública" para encontrar una solución constructiva.

Respecto a las manifestaciones, en las que este miércoles la policía hongkongesa utilizó balas de goma y gases lacrimógenos y al menos 22 personas resultaron heridas, la UE pidió evitar "violencia y respuestas que escalen la situación" mientras los ciudadanos "ejercen sus derechos fundamentales de reunión y expresión" de forma pacífica. 

Mientras tanto, el gobierno alemán también expresó hoy su preocupación ante una posible "erosión del Estado de derecho" en Hong Kong y advirtió de que se revisarán los acuerdos de extradición bilaterales, en caso de aprobarse la nueva y polémica ley.

"Estamos analizando si los acuerdos bilaterales de extradición vigentes entre Alemania y Hong Kong podrán seguir siendo aplicables, en caso de que se apruebe la prevista ley", apuntó el Ministerio de Exteriores alemán en un comunicado.

El texto alude a las movilizaciones registradas estos días y al "rechazo de una amplia parte de la población" a esa nueva ley, que es reflejo del "temor a que se produzca una "erosión" en el Estado de derecho, temor que comparten "la comunidad internacional y nuestros socios de la Unión Europea".

Se apunta, asimismo, al aplazamiento de la sesión en que debía procederse a la segunda lectura de la ley, a la posibilidadde que ello influya sobre el gobierno de Hong Kong y a que la votación final se preveía para el 20 de junio. 

La polémica ley permitiría a la jefatura del Ejecutivo local y a los tribunales de Hong Kong tramitar las solicitudes de extradición de jurisdicciones sin acuerdos previos -en particular, China y Taiwán- sin supervisión legislativa.

Esta normativa se considera contraria al principio rector de "un país, dos sistemas", fórmula que permite a la ciudad tener un régimen propio de libertad de expresión, de reunión y de un sistema judicial con garantías hasta su asimilación por parte de China, prevista para 2047.


💬Ver 0 comentarios