Gloria y Marco se fueron a vivir a Inglaterra en marzo de 2017, provenientes de Italia, y se mudaron al último piso de la Torre Grenfell el siguiente mes (semisquare-x3)
Gloria y Marco se fueron a vivir a Inglaterra en marzo de 2017, provenientes de Italia, y se mudaron al último piso de la Torre Grenfell el siguiente mes. (Instagram)

Una joven que quedó encerrada dentro de la Torre Grenfell, en Londres, en un incendio que le costó la vida a 72 personas en junio del año pasado, llamó a su madre para despedirse antes morir, según la investigación del hecho.

Emanuela Disaro recibió una serie de llamadas de su hija, Gloria Trevisan, que estaba atrapada en el piso más alto del edificio junto a su novio Marco Gottardi, de 27 años.

Cuando el incendio empeoró, la arquitecta de 26 años atravesó todos los estados desde "pánico, terror, preocupación, toma de conciencia y resignación" cuando se dio cuenta que los equipos habían "parado de intentar subir", dijo su madre.

Su último llamado fue a las 3:45 a.m. y duró 22 minutos, dijo la señora Disaro.

En una declaración escrita, por la investigación -de la que dio cuenta el diario británico The Telegraph, ella dijo que "se dio cuenta en ese punto de que no había más esperanzas".

"Gloria me dijo ´Me estoy tirando de la ventana, te juro que el fuego está aquí, está en el living, el fuego está por todos lados, sólo estamos esperando".

La señora Disaro recordó cómo Gloria le dijo: "No puedo creer que esto esté terminando así, no quiero creerlo".

Ella continuó: "En un momento ella me dijo que el fuego estaba atravesando la ventana. Ella quería terminar la llamada. Yo le dije ´No, no quiero que lo hagas, pásame con Marco´. Gloria me dijo que Marco estaba hablando por teléfono con su padre y yo le dije que me sentía impotente. Ella luego agregó que no podía respirar. Me dijo otra vez que lo sentía por nosotros y que teníamos que despedirnos y ser fuertes".

"En este punto Gloria dijo que estaba cortando la llamada porque no quería que yo escuchara nada y nos dijo adiós. Ella quería cortar la charla porque no quería que yo la escuchara gritar. Ella dijo que sólo quería desaparecer y que no iba a sentir nada y dijo que sólo quería estar con Marco en ese momento".

Gloria y Marco se fueron a vivir a Inglaterra en marzo de 2017, provenientes de Italia, y se mudaron al último piso de la Torre Grenfell el siguiente mes.

Unas 72 personas murieron como resultado del incendio ocurrido el 14 de junio del año pasado.

La pareja había intentado escapar a través de la terraza de la torre, pero no pudieron porque había una puerta cerrada, dijo la señora Disaro.

En un punto, recordó haberle dicho a su atemorizada hija que pusiera sus documentos en el bolsillo para que los servicios de emergencias pudieran identificarla si intentaba bajar por las escaleras.

Ella dijo: "A este día no entiendo cómo Gloria y Marco no pudieron salir del edificio en la hora y media que tuvieron desde que se despertaron".

El padre de Gloria, Loris Trevisan, coincidió en que "hubo suficiente tiempo para escapar". Él dijo que pensó en suicidarse cuando vio las primeras imágenes de la torre en llamas en el canal Sky News.

El dijo: "Estaba devastado, quería morir, si hubiera tenido una pistola, me hubiera matado".

El cuerpo de Gloria fue traslado en avión a Italia el 18 de julio y el funeral tuvo lugar el día siguiente. Su padre agregó que su vida "se paró ahí". "No vivo más", concluyó.


💬Ver 0 comentarios