Tras la muerte de Pablo Escobar, en 1993, su familia se instaló en Argentina. (AP)

María Isabel Santos Caballero, viuda del capo y exlíder del cártel de Medellín, Pablo Escobar y su hijo Juan Sebastián Marroquín quedaron a un paso del juicio oral acusados de lavar dinero del narco colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos. 

El pasado viernes los fiscales federales de Argentina, Sebastián Basso y Diego Iglesias, pidieron la elevación a juicio oral la causa que además tiene entre los procesados al exjugador del club de fútbol Boca Juniors, Mauricio "Chicho" Serna y a otras seis personas.

Según la investigación que llevó adelante la Justicia Argentina, Mateo Corvo Dolcet es quien diseñó la estrategia económica para ingresar a la Argentina.

Según publica el diario Clarín, la banda operó entre 2008 y septiembre de 2017 y en ese período invirtió y administró millones de dólares en emprendimientos inmobiliarios en Pilar (al norte de la ciudad de Buenos Aires), locales gastronómicos y de espectáculos, para poder insertar la plata proveniente del narcotráfico en el circuito legal.

Los fiscales consideraron que Serna, la viuda de Escobar, su hijo, Piedrahita Ceballos y Corvo tuvieron un aporte "esencial" en la maniobra ilícita. 

Según la investigación, entre los cuatro lograron ingresar al menos $3,081,164  y 1,713,035 de pesos argentinos (unos $28,000) a través de la firma panameña “Distry Panamá S.A.”, y las sociedades argentinas “Insula Urbana S.A.” (y sus predecesoras), “Pilar Bicentenario S.A.”, “MCD Inversiones y Representaciones S.A.”, “Tango Suite S.A.”, y “Club Monserrat S.A.”.

A principios de agosto, la Unidad de Información Financiera Argentina (UIF) realizó una presentación en la que solicitó que Santos Caballero y Marroquín vayan a juicio oral y público por el delito de lavado de activos.

El requerimiento de elevación a juicio fue presentado por el organismo presidido por Mariano Federici ante el juez federal de la ciudad de Morón (Provincia de Buenos Aires)  Néstor Barral, que está a cargo de la investigación.

"Se ha logrado acreditar que Piedrahita Ceballos ha conformado una asociación criminal que ha perpetrado una serie de actos tendientes a la inserción de dinero ilícito proveniente del narcotráfico en el mercado legal, por medio de la utilización de emprendimientos inmobiliarios, empresas pantalla, transferencias bancarias, así como también la compra y venta de paquetes de acciones en nombre propio y a través de sus consortes de causa", se afirmó en el escrito presentado por la UIF (que en el expediente es parte querellante), según informaron fuentes judiciales al diario argentino La Nación.

El expediente de la causa se abrió en septiembre de 2016 por un alerta de la DEA norteamericana que lo marcaba directamente a Corvo Dolcet como receptor del dinero del capo narco colombiano Piedrahita Ceballos (59). 

Asimismo, los investigadores argentinos lograron establecer que Piedrahita Ceballos y su entorno tenían contactos con el grupo económico que lideraba Corvo Dolcet.

Los fiscales señalaron a la prensa local que Piedrahita Ceballos “fue señalado como una persona que ocupaba cargos jerárquicos dentro de todas las estructuras criminales que integró desde –cuanto menos- los años ‘90, y podríamos presumir que fue esa predilecta ubicación la que le permitió conocer a Escobar Gaviria”.

“Tengamos en cuenta que ese mismo posicionamiento fue el que a posteriori le permitió escalar en las altas esferas del Cartel de Cali, y laborar junto a los hermanos Rodríguez Orejuela”, agregaron.


💬Ver 0 comentarios