Trump asusta a los alemanes más que el terrorismo (semisquare-x3)
El presidente de EE.UU., Donald J. Trump (d), y la canciller alemana, Angela Merkel (i), durante una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca. (EFE / Jim Lo Scalzo)

A lo que más le temen los alemanes en 2018 es a vivir en un mundo más incierto y peligroso, por obra de las políticas del presidente de Estados Unidos, dice el estudio "Los temores de los alemanes en 2018”.

El fantasma de los alemanes

Para el 69% de los alemanes la política de Trump se ha convertido en un espanto, desde el momento en el que el político asumió la presidencia en Estados Unidos. Los resultados de dicho estudio, financiado por la empresa de seguros R+V, con sede en Wiesbaden, evidencian que el temor a los efectos de las acciones de Trump superan todos los demás miedos, incluso el miedo al terrorismo, las rencillas internas de la coalición del gobierno de Angela Merkel, la disputa sobre la inmigración y los pagos a países de la Unión Europea altamente endeudados.

Aunque la mayoría de los alemanes tiene serias preocupaciones sobre el acogimiento de refugiados y dudas sobre la capacidad de los políticos para resolver esta situación, según la jefa del centro de información de seguros R+V, Brigitte Romstedt, los miedos globales sobrepasan a los nacionales en Alemania: "Más de dos tercios de los alemanes creen que las acciones de Trump hacen el mundo más peligroso”.

Sorprendidos por el resultado

"Nos sorprendieron los resultados", admite Manfred Schmidt, politólogo y jefe del estudio, en DW. La explicación es obvia. Según Schmidt, se trata de una preocupación global que tiene fuertes repercusiones en las políticas alemanas de seguridad y exteriores.

En su crítica a la política de seguridad de la OTAN, Trump ha demostrado que está dispuesto a darle un vuelco. Eso tendría consecuencias graves para toda la política de defensa alemana. "Hasta ahora, habíamos considerado a Estados Unidos un poder protector que nos garantizaba la seguridad. Sin el respaldo de Estados Unidos, Alemania no podría defenderse por sí misma”, es el tenor de las quejas. En ese sentido, la política exterior estadounidense se convierte en un asunto alemán.

Además de las inciertas relaciones transatlánticas, los alemanes cuestionan la política de refugiados. Con un 63%, seis puntos porcentuales detrás del miedo a Trump, la medición revela que muchos alemanes y las instituciones encargadas se sienten abrumados por la afluencia de refugiados. Una preocupación que creció del 57% en 2017 al 63% en este año, a pesar de que las cifras de recepción de refugiados han estado cayendo desde 2016.

No están preparados para enfrentar desafíos

Los analistas destacan que esta es la primera vez que dos nuevos grandes temas, más exactamente miedos, se reflejan en las encuestas. El uno, de carácter internacional, y el otro relacionado sobre si los alemanes son o no capaces de manejar un problema de convivencia. Manfred Schmidt considera que la incertidumbre que genera Trump "es un gran desafío para las políticas de seguridad y relaciones exteriores alemanas, para el que Alemania aún no está preparada”.


💬Ver 0 comentarios