Marruecos: los asesinos de las escandinavas tenían planeado seguir matando turistas (semisquare-x3)
Decenas de homenajes a las alpinistas escanadinavas asesinadas se realizan en diferentes ciudades de Marruecos. (EFE)

Mientras los homenajes a las alpinistas escanadinavas, la danesa Louisa Vesterager Jespersen (de 24 años) y la noruega Maren Ueland (28 años), quienes fueron halladas degolladas en una región montañosa cerca de Marrakech, se multiplican por diferentes ciudades de Marruecos, se dio a conocer que los autores del ataque planeaban seguir matando turistas.

El diario español La Vanguardia publicó una información que asegura que los agresores pretendían seguir matando turistas en Marruecos y para ello se dirigían en autobús de Marrakech a Agadir, momento en el que fueron interceptados y detenidos.

Las autoridades marroquíes informaron que los atacantes habían señalado cuatro zonas en donde la vigilancia policial no era tan rigurosa. Uno de estos sitios seleccionados por los terroristas era el monte Tubkal, ubicado en la cadena montañosa del Atlas, y que durante todo el año es frecuentado por turistas y escaladores de todo el mundo. 

Mientras tanto, la Policía de Marruecos dio a conocer del arresto de otros nueve sospechosos en relación con este acto de violencia. 

Según un comunicado del Buró Central de Investigación Judicial (BCIJ, cuerpo de élite que encabeza la investigación sobre este caso), las detenciones se produjeron en las ciudades de Marrakech, Essauira, Chtouka Ait Baha (todos en el sur del país), y en la norteña urbe de Tánger.

El arresto de estos sospechosos se produce en el contexto de las "investigaciones minuciosas" llevadas a cabo por el BCIJ bajo la supervisión de la fiscalía General competente con el fin de desvelar los motivos y circunstancias de este acto terrorista.

Las autoridades confiscaron también durante esta operación equipos electrónicos, una escopeta no autorizada, prismáticos, armas blancas, uniformes militares y sustancias sospechosas que sirven para la fabricación de explosivos.

Los nuevos arrestos elevan a trece el número de detenidos por el asesinato de las dos turistas escandinavas.

Los cuatro primeros sospechosos fueron detenidos poco tiempo tras el asesinato, pertenecientes según la fiscalía General a "un grupo extremista" que hasta el momento no se menciona oficialmente.

Los detenidos, de edades entre 33 y 25 años, tienen un nivel de educación bajo y ejercían trabajos temporales e informales, explicó el portavoz de la Dirección General de Seguridad Nacional, Bubker Sabik, quien añadió que los sospechosos "no tenían anteriormente un objetivo determinado para cometer su crimen".

Uno de los cuatro sospechosos tenía antecedentes penales y fue condenado en 2013 a dos años de cárcel por adoctrinamiento terrorista.

Sabik precisó que los arrestados no tienen una relación directa con los yihadistas del grupo terrorista "Estado Islámico".


💬Ver 0 comentarios