Lula da Silva pide desde la cárcel que
Lula fue condenado a doce años de cárcel por corrupción. (EFE)

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, entregó ayer su completo respaldo hacia el exministro de Educación, Fernando Haddad, para que lo reemplace como candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), a través de una emotiva carta cuyos detalles fueron dados a conocer esta tarde.

En la misiva, que escribió desde la cárcel en la que se encuentra desde abril pasado en Curitiba, luego de ser condenado a doce años de cárcel por corrupción, el exjefe de Estado sostuvo que "nosotros ya somos millones de Lulas y, de hoy en adelante, Fernando Haddad será Lula para millones de brasileños".

"Quiero pedir, de corazón, a todos los que votarían en mí, que voten en el compañero Fernando Haddad para presidente de la República", añadió el exmandatario, junto con pedir apoyo para todos los candidatos del PT a gobiernos regionales, Senado, Cámara de Diputados y legislativos regionales.

Asimismo, Lula dedicó párrafos para criticar a la justicia brasileña, la cual a su juicio prohibió a los brasileños "votar libremente por el cambio". En ese sentido, recalcó que su condena fue una "farsa judicial y una venganza política" para impedirle volver a la Presidencia. "Hace más de cinco meses estoy preso injustamente. No cometí ningún crimen y fui condenado por la prensa mucho antes de ser juzgado.

Continúo desafiando a jueces y fiscales a que presenten una única prueba en mi contra, pues no se puede condenar a nadie por crímenes que no practicó", dijo. Lula afirmó que nunca hubiera desistido de su intención de participar en las elecciones del próximo 7 de octubre si los tribunales brasileños no le hubieran privado de todos sus derechos y si no hubiesen rechazado la decisión en la que el Comité de Derechos Humanos de la ONU indicó que no de le podían negar sus derechos políticos. "Por acción, omisión y aplazamiento, el Judiciario brasileño privó al país de un proceso electoral con la presencia de todas las fuerzas políticas.

Negaron el derecho del pueblo de votar libremente. Me prohibieron de hablarle al pueblo y de aparecer en televisión. Me censuraron como en la época de la dictadura", enfatizó. En ese contexto, el exgobernante recalcó que "fue en esas circunstancias que tuve que tomar una decisión en un plazo que fue impuesto de forma arbitraria. Por eso le pedí al PT que sustituyera mi candidatura por la del compañero Haddad, que hasta ahora desempeñó con extrema lealtad la posición de candidato a vicepresidente". 

Finalmente, destacó que durante su periodo como titular de Educación, Haddad lideró una de las reformas más importantes en esa área, con la apertura de universidades para 4 millones de alumnos de escuelas públicas negros e indios.

El PT, que ya lanzó la campaña del nuevo candidato en redes sociales, espera recuperar el poder en estas elecciones. "Sé que un día la verdadera justicia será hecha y será reconocida mi inocencia. Ese día le estaré ayudando a Haddad en el gobierno de la esperanza", concluyó Lula.


💬Ver 0 comentarios