(horizontal-x3)
Rescatistas se enfrentaron a varios obstáculos, pero localizaron a los menores desparecidos. (EFE)

Tras poco más de una semana de intensas labores de búsqueda por parte de equipos de rescate fueron encontrados con vida los 12 niños y su entrenador de fútbol, que habían desaparecido en una cueva en el norte de Tailandia.

La buena noticia la dio a conocer el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn, donde se ubica la caverna, quien dijo que todavía continúan las labores de rescate.

"Los encontramos a salvo. Pero la operación no ha terminado", expresó emocionado el gobernante ante los medios de comunicación.

Esa emoción es mayor en los familiares de los 12 niños y de su entrenador, ya que nunca perdieron la esperanza de encontrarlos con vida.

El gobernador tailandés dijo que los rescatistas estarán dentro de la cueva con los menores y el entrenador, hasta que haya condiciones para que recorran las casi 2 millas que los separa de la salida. Y es que una parte está inundada. 

Precisó además que llevarán a un médico que sepa bucear, para que pueda llegar hasta los menores y los revise.

La edad de los menores que afortunadamente lograron sobrevivir en la cueva oscilan entre los 11 y 16 años. Su entrenador es un joven de 25 años.

Fueron días de intenso trabajo por parte de los rescatistas, pero también momentos de incertidumbre y dolor por parte de los familiares de los menores y del entrenador del equipo infantil, aunque nunca perdieron la esperanza de que estuvieran vivos.

La búsqueda mantuvo en vilo a los tailandeses.

Por eso los familiares de los desaparecidos recurrieron a rituales budistas. Realizaron vigilias y colocaron ofrendas a los espíritus para pedir protección para los menores, así como para los rescatistas y todo personal que participaba en la búsqueda y rescate.

La fe mueve montañas, reza un dicho popular, y esa fe aunada al fuerte operativo de rescate donde participaron también socorristas extranjeros, rindió frutos este lunes.

Rescatistas de varios países participaron en la búsqueda. (EFE)

Y es que los menores y su entrenador quedaron atrapados el pasado 23 de junio en la cueva  Tham Luang Nang Non, donde se refugiaron por la intensa lluvia que caía y pensaron que ese era el lugar ideal. Sin embargo, el destino les hizo una mala jugada y quedaron atrapados, lo que provocó la angustia de sus familiares, ya que al no tener contacto con ellos, dieron aviso a la autoridades.

La cueva donde desaparecieron tiene más de 6 millas de longitud, es una de las más largas de Tailandia.

Fue la mamá de uno de los niños que al darse cuenta que su pequeño no llegó a casa luego del entrenamiento, al que habitualmente asistía, comenzó a buscarlo, lo mismo sucedió con los demás padres y alertaron a las autoridades de lo sucedido.

La cueva tiene una longitud de más de 6 millas. (EFE)


Fue hasta 72 horas después de que comenzaron las labores de búsqueda y rescate, donde participaron más de 1,300 elementos de la Policía y del Ejército. La noticia recorrió el mundo entero y se sumaron a los rescatistas de Tailandia equipos de Estados Unidos, China y Australia, entre otros países.

La noticia tuvo en vilo a propios y extraños, no era posible que los menores y su entrenador hubieran desaparecido.

Los días pasaban y no se tenía rastro de ellos, pero la esperanza continuaba en pie.

Los rescatistas sacaron la casta y seguían buscando a los menores, a pesar de los obstáculos a los que se enfrentaban, los pasadizos eran demasiado estrechos, además de que algunas partes de la cueva estaban inundadas.

Los equipos tuvieron que utilizar unas 20 bombas para extraer el agua.

A la búsqueda se sumaron equipos de buzos que lograron avanzar más allá en la cueva, y su participación fue crucial.

Un rescatista entra a la cueva Tham Luang Nang Non. (EFE)

Finalmente fueron localizados con vida en una isleta ubicada al interior de la cueva, de acuerdo a informes del canal tailandés PBS.

Hasta el momento los familiares no han dado declaraciones, ya que aún no acaban de reponerse del milagroso hallazgo.

Los rescatistas permanecerán con los niños hasta que puedan sacarlos de la cueva. (EFE)
 


💬Ver 0 comentarios