(horizontal-x3)
Liang Shu-wei ingresa al hospital luego de permanecer 14 horas bajo los escombros (Captura / YouTube).

La increíble historia de Liang Shu-wei quedó registrada en un video que se viralizó rápidamente en YouTube y en los medios de comunicación de Taiwán. 

Liang, un empleado del hotel Marshall de la ciudad de Hualien y que sufrió severos daños durante el sismo que se registró de 6.4 de magnitud, salió milagrosamente con vida y caminando tras haber permanecido enterrado durante 14 horas bajo los escombros de este edificio.

El hombre se encontraba junto a otro compañero en el primer piso del hotel cuando ocurrió el terremoto. 

Su compañero, identificado por los medios taiwaneses como Chou Chih-hsuan, de 36 años, fue rescatado pero sin signos vitales. Treinta minutos después, Liang logró salir de los escombros gracias al trabajo de los rescatistas. Una vez afuera, Liang Shu-wei caminó hasta la ambulancia para ser atendido.  No se le veían heridas.

Y es que uno de los lugares más afectados por el terremoto que sorprendió a Taiwán fue el hotel Marshall. Tras el sismo, toda su estructura colapsó, viniéndose abajo casi por completo, dejando a decenas de personas bajo los escombros. Liang Shu-wei fue una de ellas. Aunque por el momento se desconocen más detalles sobre su rescate, su historia está dando vuelta en los medios.

Siguen los trabajos de búsqueda 

Las autoridades de ese país asiático han dejado en claro que los trabajos de búsqueda y rescate prosiguen, ya que todavía resta dar con el paradero de 76 desaparecidos. También confirmaron que hasta el momento el sismo ha dejado 7 muertos y 256 heridos.

En las labores de salvamento, dificultadas por la ola de frío que se vive en la zona, participan 644 militares y más de 750 efectivos de la policía y los bomberos, con equipos de excavadoras y detectores de signos vitales, informó el primer ministro isleño, Lai Ching-de.

Un total de 227 personas han sido rescatadas, según las cifras publicadas por el Centro de Respuesta ante Emergencias.

El jefe de gobierno anunció ya una partida de 300,000 millones de dólares de taiwaneses (unos $10.2 millones) para las víctimas y sus familiares, lo que incluye indemnizaciones y ayudas extra para alojamiento y atención médica.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, también se expresó con motivo de la catástrofe natural y prometió "no abandonar los esfuerzos de rescate mientras exista la más mínima probabilidad de salvar vidas".

El terremoto ha dañado varias infraestructuras, entre ellas dos puentes y varias carreteras, aunque el primer ministro subrayó que ya se han iniciado las tareas de reparación y se espera una "vuelta a la normalidad" en breve.

Aunque las zonas más afectadas fueron las cercanas a la ciudad de Hualien, en concreto los distritos nororientales de la urbe, el sismo se sintió en toda la isla y desencadenó el pánico de muchos.

El epicentro del terremoto se situó a 11.6 millas al noreste de la ciudad de Hualien.

Desde el pasado fin de semana se han registrado cientos de sismos de distinta intensidad en la isla, incluyendo uno de magnitud 6.1 el domingo, una fuerza poco usual -pese a la frecuente actividad sismológica en Taiwán- que desencadenó especulaciones sobre el advenimiento de un fuerte terremoto.

La frecuencia de temblores y el hecho de que algunos hayan sido de magnitud 5.1 constituyen un caso "sin precedentes y no una liberación normal de energía", dijo hoy el jefe de sismología del Servicio Meteorológico Central de Taiwán, Chen Kuo-chang.

"No se puede descartar que el sismo de ayer sea un preludio para otro mayor, aunque no es muy probable", predijo Chen.

Otros sismólogos isleños consideran probable que en las cercanías de la isla, en concreto en la fosa de las Ryukyu, se registre un movimiento de tierra de más de 8 grados de magnitud en el plazo de unos diez años.

Taiwán se encuentra en el llamado anillo de fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica, y en 1999 registró un terremoto de magnitud 7.6 que causó 2,415 muertos. 


💬Ver 0 comentarios