Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Santiago de Chile - Varios miles de personas asistieron al funeral que se celebró hoy en Santiago para dar el último adiós a Daniel Zamudio, el joven homosexual que perdió la vida tras ser agredido por un grupo de presuntos neonazis.

Las calles de la capital chilena fueron testigo de un multitudinario cortejo fúnebre de más de 2 horas de duración en el que los familiares del fallecido recibieron el apoyo de una gran multitud de ciudadanos.

"Ley antidiscriminación sexual ya" o "No más crímenes de odio" fueron algunas de las muchas proclamas que se oyeron a lo largo de la marcha.

Zamudio, de 24 años, fue brutalmente golpeado en un parque de Santiago en la madrugada del pasado 3 de marzo, y tras veinticinco días de agonía, falleció el pasado martes en la Posta Central, el principal hospital de urgencias de la capital chilena.

Según los médicos, sus agresores le arrancaron parte de una oreja, le marcaron esvásticas en el cuerpo, le dejaron caer varias veces una gran piedra sobre el estómago y las piernas y le fracturaron una de ellas.

Entre los asistentes al funeral estaban el embajador del Reino Unido en Santiago, Jon Benjamín, y activistas del movimiento en defensa de los derechos de los homosexuales de Chile.

Con las banderas arco iris del colectivo homosexual, los carteles con reclamaciones de justicia y las fotografías de Zamudio de acompañamiento el féretro llegó hasta las inmediaciones del Cementerio General de Santiago de Chile.

Allí, los padres y familiares del fallecido, además de miembros del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), leyeron varios textos en memoria del joven y en agradecimiento a las personas que quisieron despedirle.

"Dar las gracias a cada mano, cada gesto, cada lágrima que derramaron ustedes en apoyo a mi hermano", agradeció Diego Zamudio, hermano del fallecido.

Tras la celebración de este sentido homenaje, el cuerpo fue sepultado en el Cementario General.

La muerte de Zamudio avivó el debate sobre la homofobia en Chile, donde se cree que este trágico caso puede servir para hacer a la sociedad chilena más tolerante.

Así, como ya hizo el pasado miércoles, el gobierno chileno remarcó hoy que dará suma urgencia a la tramitación de un proyecto de ley contra la discriminación.

"Queremos reafirmar nuestra convicción como gobierno de que situaciones como estamos viviendo hoy día no se vuelvan a repetir nunca más en nuestro país", enfatizó el portavoz del Ejecutivo, Andrés Chadwick.

En tanto, el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville, condenó hoy en Ginebra (Suiza) la muerte violenta de Zamudio e urgió hoy al gobierno chileno a agilizar la entrada en vigor de esta ley.

"Instamos a Chile a promulgar la legislación contra delitos de odio basado en diversos motivos, incluidas la orientación sexual e identidad de género, como un factor agravante para los efectos de enjuiciamiento penal",

Mientras tanto, el Juzgado de Garantía de Santiago fijó para el próximo 23 de abril el inicio del juicio a los cuatro imputados por la muerte de Zamudio, que permanecen en prisión preventiva.

Ese día el fiscal informará a los detenidos que de ahora en adelante se les investigará por homicidio calificado en grado consumado, delito por el que el ordenamiento jurídico chileno impone cadena perpetua, que supone un mínimo 40 años de prisión efectiva antes de poder optar a algún beneficio.


💬Ver 0 comentarios