Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Los biólogos tomaron muestras de la piel y las barbas de la ballena azul, que serán analizadas para tratar de determinar por qué murió (AP/Archivo).

La actitud que adoptaron algunos ante el cadáver de una ballena azul varada cerca de Punta Arenas, en Chile, generó indignación en las redes sociales. El cuerpo del enorme cetáceo tenía garabatos sobre la piel y un par de mujeres, incluso, se sacó fotos sobre su lomo.

Según informó el diario La Tercera, del país sudamericano, la ballena de más de 60 pies fue encontrada por funcionarios de la Armada, quienes advirtieron a Sernapesca (el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura chileno) de la presencia.

Desde Sernapesca también repudiaron el hecho y pidieron respeto animal. “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgadas por el modo en que trata a sus animales- Mahatma Gandhi”, publicó en Twitter el organismo.

El jefe en funciones de la unidad de rescate y conservación de especies marinas de Sernapesca, Victor Agurto lamentó la situación aunque dejó en claro que no existe normativa "para sancionar estos hechos en ejemplares muertos".

Agurto explicó que la normativa sanciona, regula y protege a los animales cuando están vivos. "Pero al morir, solo sancionamos el que elabore o comercialice parte o derivados de estos ejemplares".

El animal lucía delgado y enfermo, pero aún no se determinan las causales de su muerte. Biólogos tomaron muestras de la piel y las barbas de la ballena azul, que serán analizadas para tratar de determinar por qué murió. 

Según los biólogos, la ballena azul se varó y murió en las cercanías de Punta Delgada, a unas 90 millas de Punta Arenas, la ciudad más austral del mundo, y a 2,050 millas al sur de la capital chilena.

El 19 de febrero se celebró el Día Mundial de la Ballena y se conmemoró que hace 27 años, la Comisión Ballenera Internacional prohibió la pesca industrial de este animal.


💬Ver 0 comentarios