El bebé se encuentra en condición estable, según las autoridades. (Shutterstock)

Un bebé nació infectado con el nuevo coronavirus en Osetia del Norte, en el Cáucaso ruso, informaron ayer las autoridades sanitarias locales.

El bebé, de una madre que ya había sido diagnosticada con COVID-19, nació en el hospital central de Beslán, donde 17 de 35 mujeres embarazadas internadas a la espera de su parto están infectadas con la enfermedad, indicó el director de la Maternidad del establecimiento, Hasan Tagaiev, citado por una cadena de televisión local.

A mediados de abril ya había nacido en Perú un bebé infectado con COVID-19 y en febrero otro en Wuhan, China.

"Una mujer embarazada había sido contagiada por coronavirus, y su bebé nació infectado", señaló un portavoz del Ministerio de Salud regional a la agencia de noticias oficial rusa TASS.

"Actualmente se encuentran en su casa, su situación es satisfactoria", dijo el ministro de Salud regional.

Cuba fue otro de los países donde un bebé arrojó positivo al virus. Sin embargo, el infante tenía 18 meses, contrario al recién nacido en Rusia.

El COVID-19 prevalece con mayor incidencia en los grupos de dades que superan los 40 años de edad. Sin embargo, la comunidad médica ha advertido que los niños no están exentos de padecer los síntomas del coronavirus por tratarse de un virus parecido a la neumonía y que afecta el sistema inmunológico de diversas formas.


💬Ver 0 comentarios