Algunas embarcaciones fueron expulsadas del mar debido a las grandes olas generadas por la tormenta Nate en Nicaragua (EFE). (horizontal-x3)
Algunas embarcaciones fueron expulsadas del mar debido a las grandes olas generadas por la tormenta Nate en Nicaragua (EFE).

La tormenta tropical Nate ganó fuerza este viernes mientras se dirige hacia la península mexicana del Yucatán, después de anegar Centroamérica. El fenómeno podría llegar el fin de semana a la costa estadounidense del Golfo de México con categoría de huracán, según los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes (NCH), con sede en Miami.

En Nicaragua,  el número de muertos por las lluvias asociadas a la tormenta ascendió  a 12, luego de que un hombre pereciera arrastrado por la corriente de un cauce pluvial, informó la Asociación Civil Cuerpo de Bomberos Voluntarios (ACCBV).

El hombre, identificado como William Cuadra, de 32 años, fue encontrado sin vida al amanecer de este viernes en el interior de un cauce en la ciudad de Chinandega, al noroeste de Nicaragua, según el informe de la ACCBV.

De acuerdo con el reporte oficial, el departamento de Rivas, en las costas del Pacífico de Nicaragua, ha sido la zona más afectada por las lluvias provocadas por la tormenta.

El Sinapred señaló un total de 31 municipios afectados en 11 de los 15 departamentos y dos regiones autónomas de Nicaragua, así como 2,880 familias con más de 10,000 afectadas.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió hoy de posibles derrumbes en los volcanes en la isla de Ometepe, ubicada en el Gran Lago de Nicaragua.

Al menos 9 comunidades se encuentran bajo la amenaza de deslizamientos de tierra en las faldas del volcán Concepción y otras 6 en el Maderas, ambos ubicados en la isla paradisíaca, comunicó el Ineter, a través de medios del gobierno.

Los deslizamientos de tierra están entre las principales amenazas de Ometepe, uno de los destinos turísticos más visitados de Nicaragua, donde habitan más de 40,000 personas.

En Honduras, autoridades declararon una alerta roja, de emergencia, en dos departamentos del sur del país, y mantiene la amarilla, de vigilancia, en los otros 16 por las lluvias derivadas de la tormenta tropical Nate, que dejó dos muertos y cientos de afectados.

La alerta roja regirá, por 48 horas, en los departamentos de Valle y Choluteca, fronterizos con El Salvador y Nicaragua, sur hondureño, indicó la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (Copeco).

El gobierno de Costa Rica informó hoy que la Cruz Roja realizó 97 rescates de emergencia y salvó la vida de más de 500 personas en peligro por las fuertes lluvias, que ha dejado ocho muertos y 30 desaparecidos.

En Costa Rica, el presidente  Luis Guillermo Solís, anunció duelo nacional por los próximos tres días debido a las víctimas mortales confirmadas hasta el momento.

Durante estos días se habilitaron 94 albergues con 7,000 personas, en todo el territorio nacional, según el informe.

El alto grado de saturación de los suelos mantiene latente la posibilidad de corrimientos y derrumbes en las zonas de vulnerabilidad.

El gobierno de Costa Rica tiene como prioridad "recuperar la comunicación con las poblaciones en problemas", con el fin de que los suministros lleguen a su destino en el menor tiempo posible.

Las carreteras costarricenses se vieron afectadas en 215 sitios y en 77 rutas nacionales, de las que el 44% ya tienen el paso abierto, el 40% lo tiene regulado y el resto cerrado.

Las lluvias indirectas, que está ocasionando en Guatemala Nate, han dejado decenas de familias afectadas.

Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología(Insivumeh), el fenómeno se localiza a unos 248 millas al noroeste de la ciudad caribeña de Puerto Barrios, en el departamento de Izabal.

De una comunidad del municipio de El Estor (Izabal) han sido evacuadas al menos un centenar de personas debido a las inundaciones provocadas por las lluvias que afectaron a medio millar de habitantes y causaron daños a 86 viviendas.

En regiones del departamento norteño de Petén al menos 80 familias han sido afectadas, otras 400 están en riesgo y más de 350 personas fueron evacuadas, de acuerdo con la Conred.

Según la institución de Protección Civil, el río Chixoy se desbordó y ha causado inundaciones en el departamento noroccidental de Quiché, dañando áreas de cultivo.

Los departamentos de Huehuetenango, San Marcos, Retalhuleu y Alta Verapaz se encuentran en alerta roja (máxima) mientras que los de Izabal, Sololá, Suchitepéquez, Escuintla y El Progreso en amarilla (prevención).


💬Ver 0 comentarios