Nicolás Maduro participa de un acto de gobierno con miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela (FANB), en Caracas (semisquare-x3)
Nicolás Maduro participa de un acto de gobierno con miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela (FANB), en Caracas. (EFE)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este jueves a los militares desarmar a los traidores y golpistas.

A dos días de un fracasado alzamiento militar, Maduro acudió al amanecer al fuerte Tiuna, el mayor de Caracas, para participar en una caminata con el alto mando y varios miles de militares quienes, vestidos de uniforme verde oliva y sin ningún tipo de armamento, acompañaron al gobernante en su recorrido y durante una parada que se realizó en uno de los patios del Ministerio de la Defensa.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) "debe mostrarse cada vez más subordinada al mando, cada vez más obediente, cohesionada, disciplinada (...), cada vez más socialista, antimperialista, cada vez más chavista", dijo el mandatario frente a cientos de oficiales en Caracas.

Durante su discurso, que fue transmitido de manera obligatoria por todas las estaciones de radio y televisión, Maduro dijo a los uniformados que "ha llegado la hora de combatir", explicó, "derrotando intentonas golpistas de traidores que se venden a los dólares de Washington".

El líder chavista volvió así a señalar al gobierno de Estados Unidos por la sublevación del martes, que ha desencadenado en dos días de protestas antigubernamentales, algunas de las cuales se tornaron violentas y han dejado dos fallecidos y cerca de 200 heridos según datos no oficiales.

"Máxima moral para desarmar a cualquier traidor, a cualquier golpista", dijo Maduro a los militares y les pidió nuevamente apegarse a la consigna "leales siempre, traidores nunca".

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, presente en el acto, criticó que haya detractores de Maduro que "quieren comprar oficiales" para generar enfrentamientos entre militares.

Una "oferta engañosa, estúpida, ridícula (...). Todas esas ofertas que andan haciendo, de la boca para afuera (...), están buscando de ponernos y enfrentarnos a plomo limpio", dijo.

Por su parte, el número dos de la FANB, Remigio Ceballos, reiteró que los militares están obligados a ser fieles a Maduro, a quien reconocen como comandante en jefe.

"No para ser leales a una cuerda de vagabundos mercenarios políticos que se enfrentan al Estado venezolano (...). Por la violencia aquí nadie va a obtener el poder en Venezuela, no vamos a permitirlo nosotros", sostuvo.

Ceballos ratificó el apoyo de la institución castrense a Maduro y repudió el llamamiento de desobedecer al líder chavista que ha hecho Guaidó, "un idiota que se hace pasar por presidente", dijo.

Caracas amaneció el jueves en completa calma y los comercios, empresas y escuelas retornaron a sus actividades normales.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó que se mantendrá el horario laboral y educativo restringido hasta las 14 en atención al plan que impuso este mes el gobierno a raíz del apagón nacional del 7 de marzo que generó fallas en el sistema eléctrico

Guaidó juró en enero pasado como presidente interino de Venezuela, y ha sido reconocido así por más de 50 países, al considerar que el segundo mandato de Maduro es ilegítimo por haber obtenido la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.


💬Ver 0 comentarios