Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Intrigado por dónde estaba la cabeza del pulpo que su mamá le pedía que comiera, un niño identificado en las redes sociales como Luiz Antonio, de tres años, comenzó una conversación con su madre en la que logró convencerla de que deberían llevar una dieta vegetariana.


💬Ver 0 comentarios