El papa Francisco saluda desde la Plaza de San Pedro. (semisquare-x3)
El papa Francisco saluda desde la Plaza de San Pedro. (AP)

Ciudad del Vaticano - El papa Francisco amplió las funciones del investigador de delitos sexuales más experimentado del Vaticano, señal de que busca mejorar la respuesta de la Santa Sede a los abusos en momentos que la Iglesia y el mismo pontífice sufren una crisis de credibilidad.

Francisco designó al arzobispo Charles Scicluna secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la oficina que investiga los casos de abuso sexual.

Scicluna es el fiscal principal del organismo desde hace una década y se le acredita haber impuesto nuevas normas que facilitan privar del estado sacerdotal a los pedófilos.

Pero el papa Benedicto XVI lo envió de regreso a su Malta natal como obispo en 2012, cuando la intransigencia de Scicluna despertó el encono de muchos en la burocracia vaticana.

Scicluna mantiene su puesto en Malta.


💬Ver 0 comentarios