Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La noticia del fallecimiento del expresidente sudafricano Nelson Mandela, al igual que ocurrió en otras partes del mundo, causó pesar en Puerto Rico. Diversas personalidades resaltaron el legado del luchador antiapartheid y su espíritu humanitario.

Poco después de conocerse la muerte del líder sudafricano, el gobernador Alejandro García Padilla expresó su pesar a través de un mensaje en la red Tweeter. “El mundo entero llora la muerte de un líder y un ejemplo de transformación y unificación. Descanse en Paz Nelson Mandela”.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, lamentó la muerte de Mandela celebrando su legado de lucha contra la injusticia.

“Celebro al inspirador de la humanidad. Honramos su lucha sin descanso contra la injusticia, su valentía ante el poder abusador, su generosidad ante el adversario y, sobre todo, su sabiduría al gobernar en beneficio de su pueblo. Es más que un ejemplo para todos los que tenemos la responsabilidad de trabajar por nuestros países”, dijo Bhatia por escrito.

El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, señaló que “La humanidad acaba de perder uno de sus grandes defensores, un hombre que por siempre será mundialmente reconocido. Sus luchas, pero sobre todo su desprendimiento humanitario, han entregado todo su conocimiento y experiencias en búsqueda de la igualdad”.

“Nelson Mandela no solo fue un ser digno de admirar, sino que fue y es un ejemplo digno de emular. Aunque hoy nos despedimos de quien para muchos fue el padre de la libertad, su ejemplo servirá en la lucha por los derechos humanos. Descanse en Paz, Nelson Mandela”, añadió Perelló por escrito.

El secretario de Estado, David Bernier, también lamentó la muerte de Mandela. “Evidentemente, el mundo completo debe tomar esta noticia con mucha tristeza. Perdimos una de las figuras que encarna la lucha por los principios básicos de justicia e igualdad para su gente y toda la humanidad. El mundo completo debe rendir tributo a Nelson Mandela y reflexionar sobre las luchas que quedan pendientes”.

Fuera del ámbito político, también hubo expresiones de elogio a la vida del Premio Nobel de la Paz.

El arzobispo de San Juan, monseñor Roberto González Nieves, dijo que “Nelson Mandela debe ser considerado como un héroe de la humanidad. Muy pocos humanos en toda la multi milenaria historia humana han demostrado tan noble promoción de la dignidad del ser humano y sus derechos inalienables a la igualdad y libertad”.

“En un mundo de tanta violencia, Mandela nos deja un legado de paz. Tras estar 27 años en prisión injustamente, a su salida, no buscó la violencia. Todo lo contrario, fue un portador de la paz y de las luchas pacíficas y no violentas. Fue el Gandhi de nuestros tiempos”, recordó el arzobispo.

“Mandela, luego de cinco años en el poder, como presidente de su país, renunció dando un mensaje de que el poder no es para perpetuarse, sino para servir, reflejando así su gran espíritu de desprendimiento”.

“Mandela quedará inmortalizado en la historia por su espíritu inquebrantable de solidaridad con los desposeídos de la tierra y por su grandeza humana, la cual utilizó a favor del bien común”, añadió González Nieves.

El revenrendo Ángel Luis Rivera, secretario ejecutivo del Concilio de Iglesias de Puerto Rico, al tiempo que lamentaba el fallecimiento, dijo que era momento de celebrar su trayectoria.

“Nuestras oraciones están con su familia y seres queridos y con el pueblo de Sudáfrica. Pero en esta hora de la partida física de Nelson Mandela celebramos su vida y su legado. Y uno de sus mayores legados fue el procurar vencer los males de su sociedad no con la venganza, ni el ajuste de cuentas, sino con el perdón y la reconciliación”, recordó Rivera. “Mandela demostró que se puede vencer la injusticia con las armas de la bondad y el amor, y nos enseñó que abandonar la cárcel de la injusticia también implica abandonar la cárcel del odio y la amargura. Y solo así podemos ser verdaderamente libres”.

El abogado Osvaldo Burgos, exdirector de la Comisión de Derechos Civiles, comentó que “el movimiento de derechos humanos en el mundo pierde hoy (ayer) una figura emblemática de la lucha por la igualdad, la equidad, y la defensa del principio fundamental de la dignidad del ser humano”.

“Mandela representa ese ejemplo a seguir en la lucha de los derechos humanos, y obviamente ha dejado un gran legado no solo en su país, sino en todo el mundo, máxime cuando él vivió en carne propia la represión que sufren en todo el mundo los defensores de los derechos humanos”, añadió Burgos, resaltando que esta “gran pérdida” ocurre a tan solo cinco días de la celebración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El activista de los derechos humanos y de la comunidad LGBTT, Pedro Julio Serrano resaltó que el líder sudafricano “nunca albergó odio, ni resentimiento contra [email protected] que lo encarcelaron, humillaron, discriminaron, atacaron. No tuvo sed de venganza, ni demonizó a quienes lo demonizaron. No pagó con la misma moneda, ni mucho menos se convirtió en opresor... Con paz, amor, inclusión y solidaridad, Mandela le enseñó humanidad a la humanidad”.

El líder comunitario Arturo Masol destacó que “Mandela es el símbolo máximo de la resistencia de un pueblo ante la opresión. Es un modelo a emular por Casa Pueblo. Hemos aprendido mucho de él”. Masol hizo alusión también al extenso encarcelamiento de 27 años que sufrió Mandela y añadió que “ante su muerte, lo único que podemos pensar es en la libertad de Oscar López Rivera”.

Cargada de emoción, la escritora Mayra Santos Febres expresó que la noticia de la muerte del líder sudafricano “me choca y me da tristeza”, aunque también sentía que le llegaba un descanso “tras una vida larga y dura”.

“El fue el padre de un gran proceso que tuve la oportunidad de ver y que me formó como intelectual. Fue una gran toma de consciencia. Ver a Mandela salir de la cárcel fue una de las experiencias más importantes de mi vida personal. No me es ajeno, lo hemos vivido y esperamos ver la excarcelación de Oscar López Rivera”, resaltó la escritora, recordando que se involucró mucho en la situación de Sudáfrica mientras estudiaba en la universidad y conoció a estudiantes sudafricanos. “

“Pero no creo que Mandela es capaz de morir. Después de lo que hizo, que cambió la historia de la raza negra en Sudáfrica y el mundo, él perdió el privilegio de morir. No puede morir, no lo puede hacer. Mandela es eterno”, afirmó Santos Febres.


💬Ver 0 comentarios