La ministra de Justicia, Dolores Delgado (semisquare-x3)
La ministra de Justicia, Dolores Delgado. (EFE)

La ministra española de Justicia, Dolores Delgado, descartó este martes que vaya a dimitir tras la divulgación en España de unas polémicas grabaciones y aseguró contar con el respaldo del presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez. "Tenemos un objetivo superior que dejarnos arrastrar por ataques que no tienen nada de políticos, nada de verdad, nada de sentido", dijo la ministra en un desayuno informativo en Madrid. 

Delgado está en el punto de mira desde que hace unos días se difundieron sus supuestos contactos con el controvertido comisario José Manuel Villarejo, hoy jubilado y en prisión preventiva por diversos delitos y la sospecha de haber recopilado información de empresarios, políticos y periodistas para extorsionarlos.

El portal digital Moncloa.com publicó esta semana fragmentos de la grabación realizada en una comida que supuestamente mantuvieron ambos en 2009 junto al entonces juez Baltasar Garzón y varias personas. En ella, parece tildar de "maricón" al entonces juez y ahora ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y dice preferir para trabajar los tribunales "de tíos" que de "tías".

La ministra se mostró "enfadada" e "indignada" ante unos ataques que consideró "execrables". "No tenemos los audios completos, hay trocitos de audio solapados, pegados, donde se afirman determinadas cosas.El que me conozca, como mi compañero, sabe que no se refiere a él", explicó la ministra. "Es una persona a la que quiero (...) Este tema me ha dolido y me ha dolido mucho", añadió.


💬Ver 0 comentarios