Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kim Yo Jong (derecha), hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, fotografiada durante la inauguración oficial del complejo residencial de Ryomyong, en Pyongyang, Corea del Norte. (horizontal-x3)
Kim Yo Jong (derecha), hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, fotografiada durante la inauguración oficial del complejo residencial de Ryomyong, en Pyongyang, Corea del Norte. (AP)

Seúl, Corea del Sur - El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, planea reunirse con la hermana del líder norcoreano, Kim Jong Un, y otros altos cargos de la hermética nación que viajarán a su país el viernes con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang.

Los delegados norcoreanos asistirán a la ceremonia inaugural de la cita olímpica el viernes en la noche, explicó el jueves el portavoz de Moon, Kim Eui-kyeom.

Moon celebrará una comida con los delegados norcoreanos el sábado pero no proporcionó ni el lugar ni la hora exacta, agregó.

Kim Yo Jong será el primer miembro de la familia gobernante de Corea del Norte en viajar al Sur desde la Guerra de Corea (1950-1953). En la delegación norcoreana también viajará el jefe del parlamento de Corea del Norte, Kim Yong Nam.

Desfile militar en Corea del Norte 

Corea del Norte celebró el jueves un desfile militar y un acto en la Plaza Kim Il Sung, en la víspera de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur.

Kim Jong Un, vestido con un abrigo largo negro de invierno, apareció recorriendo una alfombra roja con su esposa al principio del acto, que la televisora estatal norcoreana emitió horas después de que terminase. La conmemoración comenzó con miles de soldados alienados en la Plaza Kim Il Sung para formar palabras y eslóganes. En teoría todos los medios extranjeros quedaron excluidos del evento.

Pyongyang dijo que el desfile conmemoraría el 70mo aniversario de la fundación de su ejército. El 8 de febrero se consideraba un feriado menor, pero recuperó notoriedad en 2015 y ganó protagonismo este año, en parte por tratarse de una cifra redonda. La celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en el Sur podría haber sido también un factor importante.

Kim Jong Un ha logrado asegurarse de que su país recibirá atención durante la cita olímpica.

Tras una propuesta de última hora durante el discurso de Año Nuevo de Kim, Corea del Norte envió a 22 deportistas a la competición y a una delegación de más de 400 músicos, cantantes, artistas de artes marciales y animadores.

Kim también envió a su hermana pequeña, Kim Yo Jong, a la ceremonia inaugural. Esta medida es en sí un importante avance ya que se trata de una de sus confidentes más cercanos, tiene un puesto de responsabilidad en el partido y su viaje será el primero de un miembro de la familia gobernante al Sur desde la Guerra de Corea en la década de 1950. Se reunirá con el presidente del país vecino, Moon Jae-in, en una comida, según anunció el vocero de Moon el jueves.

Más de 10,000 soldados habían estado ensayando para el desfile con anterioridad. Los residentes practicaron en plazas por toda la capital norcoreana con ramos de flores de plástico que iban a utilizarse para mostrar mensajes durante el desfile.

Decenas de miles de personas participaron o presenciaron el desfile del jueves por la mañana en Pyongyang, dijo un funcionario del gobierno surcoreano.


💬Ver 0 comentarios