Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La espesa capa de nieve dificultaba la búsqueda de cuerpos y restos del avión que se estrelló en Moscú, provocando la muerte de sus 71 ocupantes

Moscú - Un error humano habría provocado la caída de un avión ruso en la que murieron 71 personas, dijeron los investigadores al observar que los pilotos no encendieron la unidad de calefacción de los equipos de medición, lo que redundó en información de velocidad falsa.

Tras estudiar la grabadora de vuelo del An-148, la Comisión Interestatal de Aviación dijo que la caída del domingo cerca de Moscú se produjo después que los pilotos vieron datos contrastantes en los dos indicadores de velocidad.

Las lecturas falsas se debieron a que los pilotos no encendieron la unidad de calefacción del equipo de medición de la presión antes del despegue, dijo la comisión.

Los pilotos encendieron el piloto automático luego de despegar del aeropuerto moscovita de Demodedovo, pero regresaron al control manual al escuchar alarmas de datos contrastantes. Un indicador mostraba que la velocidad del avión era cero, dijeron los investigadores.

Los pilotos realizaron una serie de maniobras y colocaron al avión en descenso de 30-35 grados. Finalmente cayó en un campo nevado en las afueras de Moscú seis minutos después del despegue. Murieron los 65 pasajeros y seis tripulantes.

La comisión dijo que seguía estudiando los datos, pero observó que “los datos erróneos en los indicadores de velocidad pueden haber sido un factor que provocó la situación especial en el vuelo”.

Destacó que la falla fue provocada por el “congelamiento de los instrumentos de medición de la presión que tenían los sistemas de calefacción apagados”.

El piloto Andrei Litvinov dijo al medio noticioso RBC que los pilotos probablemente iniciaron el descenso debido a las bajas lecturas de velocidad y no tuvieron tiempo para corregir su error a una altura tan baja.

La aerolínea Saratov, operadora del avión, dijo que su capitán tenía más de 5,000 horas de vuelo, 2,800 de ellas en un An-148, y el otro piloto tenía 812 horas de vuelo.

El avión siniestrado realizaba el vuelo regular 6W 703 entre Moscú y la ciudad de Orsk, en el sur de los Urales. 

El AN-148 es un avión diseñado por la empresa aeronáutica ucraniana Antónov para cubrir rutas de media distancia, con una autonomía de vuelo de entre 1,360 y 2,700 millas, en dependencia de su configuración.

Con un costo unitario del orden de los $30 millones, el birreactor se fabrica en Ucrania y, bajo licencia, en Rusia.

El accidente aéreo de este domingo es el más grave ocurrido en Rusia desde el 25 de diciembre de 2016, cuando un Tu-154 se estrelló en el mar Negro, causando la muerte a sus 96 ocupantes.


💬Ver 0 comentarios