Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Washington – Susan Rice consiguió ayer un objetivo que perseguía desde 2008 al ser designada como asesora de seguridad nacional del presidente Barack Obama, un puesto al que aportará pragmatismo, firmeza y una visión del mundo marcada por el genocidio en Ruanda que puede ser clave en la gestión del conflicto en Siria.


💬Ver 0 comentarios