El gobierno ruso reacciona a una polémica petición de Donald Trump.

Rusia declaró que sus militares permanecerán en Venezuela el tiempo que los necesite el gobierno venezolano, y aseguró que su presencia no modifica el equilibrio de fuerzas en América Latina no supone una amenaza para nadie.

"Rusia no altera el equilibrio de fuerzas en la región (latinoamericana), Rusia no amenaza a nadie a diferencia de los ciudadanos de Washington que acabo de citar", dijo en alusión a presidente de EEUU, Donald Trump y otros miembros de su gobierno la portavoz de Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova

El presidente de EE.UU. dijo el miércoles que mantiene "todas las opciones abiertas" para que los militares rusos abandonen Venezuela. 

Además, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, no solo insistió en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, debe abandonar la escena política, sino que subrayó que hay que poner fin a la influencia de Rusia en Cuba y Nicaragua.

"Me gustaría preguntar a estas personas: ¿con qué base legal se formulan estas declaraciones? Así formulo la pregunta, que no es retórica. Quiero oír una respuesta", dijo en su tradicional rueda prensa semanal la portavoz de la diplomacia rusa.

Insistió en que los militares rusos que llegaron a Venezuela el pasado fin de semana lo hicieron en virtud de un acuerdo bilateral intergubernamental de cooperación militar.

"Ese documento nadie lo ha denunciado", enfatizó Zajárova, quien agregó que la presencia de "especialistas rusos" en Venezuela no contraviene acuerdos internacionales ni la legislación del país sudamericano.

Explicó que los militares rusos se ocupan de la puesta en práctica de los acuerdos de cooperación bilateral.

"¿Cuánto tiempo estarán allí? El tiempo que necesiten. El tiempo que los necesite el gobierno de Venezuela", contestó la portavoz a una pregunta de un periodista. 

Por otra parte, Zajárova indicó que Moscú espera que las autoridades de Curazao no permitan que el centro de recepción de ayuda humanitaria para Venezuela instalado en ese país insular se transforme en un lugar de tránsito para el envío de armas a ese país.

"Confiamos en que la autoridades de Curazao no dejarán que su territorio se convierta enun punto apoyo de una nueva aventura occidental", dijo.

La portavoz de Exteriores anunció que la próxima semana, en el marco de la reunión de la comisión intergubernamental Rusia-Venezuela que se celebrará en Moscú, se firmarán una serie de acuerdos económico-comerciales, así como en el ámbito de la energía y la educación.

Informó asimismo de que hace unos días Rusia envió a Venezuela una partida de ayuda humanitaria, medinas y módulos médicos, en concordancia con la resoluciones de la Asamblea General de la ONU.


💬Ver 0 comentarios