Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Mujeres colocan flores en las imágenes de tres trabajadores de prensa del periódico El Comercio, después de que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, confirmara sus muertes (AP / Dolores Ochoa).

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó este lunes en Medellín que cree que el asesinato de los tres miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio fue cometido en territorio colombiano por una disidencia de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

En una breve declaración a periodistas tras participar en la clausura de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Santos aseguró que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo antes de viajar a Medellín que los cuerpos estaban "del lado colombiano" de la frontera.

"El ministro de Defensa, antes de viajar a Medellín, dijo que por fuentes de inteligencia se confirmaba que los cuerpos estaban del lado colombiano. En ese sentido, tiene uno que suponer que fueron asesinados en Colombia", subrayó.

El pasado 26 de marzo el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60, fueron secuestrados por disidentes de las FARC en la zona ecuatoriana de Mataje, que hace parte de la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

El equipo periodístico recababa información en la zona de frontera sobre los ataques guerrilleros registrados en esa región desde el pasado mes de enero.

Luego de 18 días de incertidumbre, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno confirmó el pasado viernes que los tres fueron asesinados y se espera la entrega de los cadáveres. 

Estando en cautiverio y encadenados fueron ejecutados a balazos, según se desprende de fotos difundidas por los captores. Los cadáveres aún no han sido recuperados.

Su asesinato conmocionó a Ecuador, un país que hasta hace pocos meses no había sufrido en su propia carne la violencia derivada del narcotráfico en Colombia. Y motivó la condena de la comunidad internacional.


💬Ver 0 comentarios