Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Washington - El Tribunal Supremo de Estados Unidos ratificó hoy la práctica policial consistente en extraer muestras de ADN a personas detenidas por casos graves, pero aún no condenadas por la justicia, para tratar así de probar su culpabilidad o resolver crímenes anteriores, algo que ya ocurre en varios estados del país.


💬Ver 0 comentarios