Suben a 13 los muertos en las inundaciones en el sur de Francia (semisquare-x3)
Recatistas caminan por una zona inundada en la localidad de Trebes, en el sur de Francia. (AP / Fred Lancelot)

Las autoridades francesas elevaron este martes a 13 los fallecidos en las inundaciones repentinas que afectaron a la región de Aude, en el suroeste de Francia, según el gobierno regional y el ministerio de Interior en París. Tres personas más siguen desaparecidas.

La mayor parte de las víctimas eran ancianos que se vieron “sorprendidos por la cantidad de lluvia”, dijo el máximo funcionario de la región, Alain Thirion, a la televisora BFMTV.

En Trebes, la localidad donde se registraron la mayor parte de los decesos, la destructiva inundación hizo que el río Aude pasase rápidamente de tener un caudal a la altura de la rodilla a una profundidad de más de 6.5 metros (21 pies), agregó Thirion.

El gobierno de Macron no se salva de las críticas

Las críticas al gobierno francés por la tardanza en la activación de la alerta roja ante las inundaciones registradas en los alrededores de la ciudad de Carcasona, en el sur, no tardaron en aparecer. Las autoridades insistieron, a modo de defensa, que el carácter imprevisible del fenómeno de gota fría sorprendió a todos por su intensidad.

"Se produjo la conjunción de una serie de fenómenos que no eran previsibles", subrayó el ministro de la Transición Ecológica, François de Rugy, después de insistir en que "la previsión meteorológica no es una ciencia exacta".

La alerta roja en el departamento del Aude no se activó hasta las seis de la madrugada (medianoche en Puerto Rico), cuando ya habían caído grandes cantidades de agua y muchos habitantes se vieron sorprendidos por las crecidas de los cursos de agua.

Durante su visita ayer por la tarde a las zonas siniestradas, algunos vecinos reprocharon al primer ministro, Édouard Philippe, que no fueron alertados.

Rugy señaló que "todos los habitantes de esa región (...) están sometidos a estos fenómenos de fuertes lluvias con inundaciones" y que a la vista de esta nueva experiencia se va a elaborar "un balance completo" de lo que se realizado desde las últimas grandes inundaciones en esa región en 1999 (entonces hubo 26 muertos en el Aude) y "lo que se ha hecho mal".


💬Ver 0 comentarios