(horizontal-x3)
Los menores y su entrenador quedaron atrapados en la caverna desde el pasado 23 de junio (AP)

La mejor noticia se ha complicado. El rescate de los niños atrapados en una cueva en Tailandia enfrenta nuevos desafíos. Tras la muerte de uno de los rescatistas, ahora es la falta de oxígeno lo que preocupa a las autoridades que trabajan contrarreloj para recuperar con vida a los 12 menores. 

Para evitar que los pequeños se queden sin aire, los rescatistas intentan llevar un tubo de oxígeno de unos 4.7 kilómetros de largo (3 millas) hasta donde se encuentran los jóvenes, explicó el general Chalongchai Chaiyakam, que también participa en la acción de rescate. "Nuestra principal tarea hoy es hacer llegar un tubo hasta la cámara para que el grupo tenga más aire para respirar", dijo.

Buzos británicos localizaron el lunes a los menores de entre 11 y 16 años y a su entrenador, de 25, que llevaban desaparecidos desde el sábado 23 de junio en la cueva de Tham Laung-Khun Nam Nang Non, en la provincia de Chiang Rai.

El grupo se adentró tras un entrenamiento de fútbol en la cueva, la cuarta más grande del país con más de 10 kilómetros (6 millas) situada a 1,000 kilómetros (622 millas) al norte de Bangkok, cerca de la frontera con Myanmar.

Las autoridades creen que se vieron sorprendidos por una inundación en la caverna, y que tuvieron que internarse profundamente para salvarse.

Finalmente, fueron hallados a más de tres kilómetros (casi 2 millas)  de distancia de la entrada de la cueva, pero todavía se desconoce cómo y cuándo saldrán. Están recibiendo clases de buceo, pues una posibilidad es que sean guiados fuera de la cueva por buzos expertos.

La segunda opción de rescate que se contempla es perforar un túnel en la parte exterior de la cueva y sacarlos por esa vía.

Muere un buzo de equipo de salvamento

Las autoridades de Tailandia confirmaron la muerte de un buzo de los equipos de salvamento que tratan de rescatar a los niños y su entrenador.

La víctima, antiguo miembro de los cuerpos de elite de la Marina de 38 años e identificado como Samarn Kunan, falleció el jueves al quedarse sin oxígeno mientras regresaba buceando de la cavidad donde se encuentran los niños.


💬Ver 0 comentarios