Rescatistas caminan hacia la entrada de un complejo de cuevas donde todavía hay cinco personas atrapadas, en el inicio de la tercera jornada de rescate, en Mae Sai, en la provincia de Chiang Rai, en el norte de Tailandia, (horizontal-x3)
Rescatistas caminan hacia la entrada de un complejo de cuevas donde todavía hay cinco personas atrapadas, en el inicio de la tercera jornada de rescate, en Mae Sai, en la provincia de Chiang Rai, en el norte de Tailandia. (AP)

Mae Sai, Tailandia - Los buceadores iniciaron el martes la tercera fase del rescate del equipo de fútbol juvenil atrapado durante más de dos semanas en una cueva inundada en el norte de Tailandia, con el objetivo de sacar a los cuatro menores y a su entrenador que siguen dentro, dijo el funcionario al frente de la operación.

Los ocho niños rescatados en los dos últimos días tienen “buen ánimo” y un sistema inmunológico fuerte porque juegan al fútbol, señaló un responsable médico. Los doctores son cautos sobre su estado por el riesgo de infecciones y los niños están aislados en el hospital. 

La tercera parte de la operación de rescate se inició poco después de las 10:00 y en ella participan 19 buzos, explicó el gobernador de la región de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn. Un médico y los tres miembros de la fuerza de operaciones especiales de la Armada tailandesa que están con los niños en una pequeña zona seca en las profundidades de la gruta también regresarán a la superficie, agregó. 

"Esperamos que si no hay condiciones inusuales (...) los cuatro niños, el entrenador, el médico y los tres SEAL que han estado con los chicos desde el primer día salgan hoy”, dijo en una conferencia de prensa. 

Esta fase podría demorarse más que las dos anteriores, que alcanzaron las 11 horas. 

La difícil situación que viven los chicos y su entrenador mantuvieron en vilo a Tailandia y a gran parte del mundo, desde la desoladora noticia de su desaparición a las primas imágenes en video del grupo cuando fueron hallados 10 días después por dos buceadores británicos. Estaban atrapados en la cueva Tham Luan Nang Non, que se inundó por las lluvias del monzón durante su visita, luego de un partido de entrenamiento el 23 de junio. 

Los cuatro primeros rescatados, que tienen entre 12 y 16 años, pueden tomar ya comida normal, señaló antes el martes Jesada Chokdumrongsuk, secretario permanente del Ministerio de Salud Pública en una conferencia de prensa. 

Dos de los chicos podrían padecer una infección pulmonar, pero en general los ocho menores están “sanos y sonrientes”, añadió. 

“Los niños son futbolistas por lo que tienen un sistema inmunológico alto”, apuntó el funcionario. “Todo el mundo está animado y contento de estar fuera, pero serán evaluados por un psiquiatra”. 

Su salida del hospital podría demorarse al menos siete días, añadió Jesada. 

Los familiares han podido ver a alguno de los chicos a través del cristal de la zona en la que están aislados, dijo el funcionario agregando que los médicos podrían permitir que los niños caminen alrededor de sus camas el martes.


💬Ver 0 comentarios