Debido a los combates el suministro eléctrico a Kabul y otras provincias se ha cortado por completo. (EFE)

Los talibanes cortaron este viernes puntos de suministro eléctrico en varias provincias afganas, incluida Kabul, mientras faltan pocas horas para que el país vote en unas elecciones presidenciales cruciales, que los insurgentes vetaron.

"Desafortunadamente, debido a los combates el suministro eléctrico a Kabul y otras provincias se ha cortado por completo", declaró en un comunicado la compañía nacional eléctrica.

En algunas partes de la capital, la luz se ha ido reponiendo gracias a generadores de gasolina, pero para otras diez provincias el suministro eléctrico proveniente de los vecinos Tayikistán y Uzbekistán es nulo.

Los insurgentes cortaron los cables de suministro en la provincia norteña de Baghlan, como ya ocurrió el pasado 14 de septiembre, lo que llevó a millones de personas a pasar varias noches a oscuras.

En esta ocasión, sin embargo, la acción de los talibanes tiene una mayor repercusión, ya que mañana los afganos votarán en las cuartas elecciones presidenciales desde la caída del régimen insurgente en 2001 tras la invasión estadounidense.

Unos 9.6 millones de afganos, un 34.5 % de ellos mujeres, están llamados a las urnas, en unos comicios vistos como una cita clave, ya que se espera que el nuevo Ejecutivo deba lidiar con la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán y con el proceso de paz.

En total, 15 candidatos aspiran a ocupar el puesto de presidente y formar un nuevo gobierno, entre ellos el actual mandatario, Ashraf Ghani; el jefe del Ejecutivo, Abdullah Abdullah, y el exseñor de la guerra Gulbuddin Hekmatyar.


💬Ver 0 comentarios