Theresa May, primera ministra británica. (AP) (semisquare-x3)
Theresa May, primera ministra británica. (AP)

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, advirtió este jueves que protegerá la "soberanía británica" de Gibraltar durante las negociaciones sobre la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

May, que conversó anoche con el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, dijo en el Parlamento británico que fue "absolutamente clara" con él, al trasladarle que "la soberanía británica de Gibraltar se protegerá" y que "la futura relación (con la UE) debe funcionar para toda la familia del Reino Unido".

"Las negociaciones están ahora en un momento crítico. Todos nuestros esfuerzos deben estar centrados en trabajar con nuestros socios europeos para llevar este proceso a su conclusión final, en el interés de todos nuestros pueblos", agregó la jefa de gobierno.

España, por su parte, ha pedido garantías de que mantendrá la última palabra en cualquier negociación futura en torno al "brexit" en la que esté involucrado Gibraltar.

May aseguró que prevé continuar hablando con los líderes de los 27 socios comunitarios restantes durante los próximos días, a fin de cerrar el acuerdo de salida y la declaración política sobre la futura relación antes de la cumbre extraordinaria del domingo.

La mandataria conservadora, que este miércoles se reunió con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, regresará a Bruselas el sábado para continuar las negociaciones. 

Según revela The Daily Telegraph, las resistencias internas al acuerdo siguen muy latentes dentro de su gobierno. El secretario de Exteriores, Jeremy Hunt, ha llegado a advertir a May que el acuerdo puede ser "una trampa" para mantener indefinidamente a Reino Unido como un satélite de la UE. El secretario de Interior, Sajid Javid, ha expresado también sus recelos por la pérdida de la capacidad de maniobra de Londres para firmar sus acuerdo comerciales con otros países.

El diario español El País recogió una declaración del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, en donde insiste en calificar el acuerdo como un “pacto medio cocinado que deja a Reino Unido sin voz ni voto en las instituciones europeas” y que no cumple ninguna de las seis condiciones establecidas por su formación.

Corbyn ha vuelto a dejar claro que su partido votará en contra del acuerdo. "Es un Brexit a ciegas, que nos obliga a dar un salto en la oscuridad. Es lo peor de todos los mundos", ha dicho, "porque Reino Unido no tendrá posibilidad de hacerse oír en aquellas normas que seguirán aplicándose y no ofrece ninguna certeza sobre el futuro".


💬Ver 0 comentarios