Estado Islamico (semisquare-x3)
Los niños fueron llevados al campamento de Al Hol, donde permanecían retenidos por las autoridades sirias a la espera de que Suecia solicitara su traslado. (EFE / Archivo)

Fue este martes, cuando tras una larga espera, el chileno Patricio González pudo reencontrarse con sus siete nietos en Irak, país al que fueron trasladados desde un campo de refugiados para familiares de miembros del Estado Islámico en Siria donde permanecieron durante varias semanas.

"Se siente maravilloso (...). Ahora finalmente puedo volver a dormir tranquilo", fueron parte de las primeras declaraciones que dio el hombre a la prensa. 

Ahora, González, junto a sus nietos, está a la espera de que las autoridades de Suecia (país de origen de los niños) realicen las gestiones para poder repatriarlos, lo que podría tardar unas semanas. Mientras, se encuentran hospedados en un hotel en la ciudad iraquí de Erbil.

Y este miércoles, el abuelo de los niños cuyas edades fluctúan entre los 1 y 8 años, habló con el medio sueco Sveriges Radio, asegurando que estar con los pequeños "se siente maravilloso.Están muy animados. Se siente como si fueran esos niños que uno siempre anhela, quienes corren y tienen energía".

Sobre cuánto tiempo tendrá que pasar para que puedan viajar a Suecia, González afirmó no saberlo con exactitud. "Tal vez nos quedemos aquí por dos o tres semanas, no lo sé".

Seguido de ellos, expresó que el "trauma y las horribles experiencias" por las que pasaron sus nietos "desaparecerán bastante rápido. Creo que sí".


El caso se hizo conocido a comienzos de abril, cuando González viajó hasta Siria y emprendió una campaña en busca de ayuda para recuperar a sus nietos, quienes quedaron huérfanos luego de que su madre, la chileno-sueca Amanda González, y su padre, el noruego-sueco Michael Skråmo, murieran mientras combatían por el Estado Islámico, en diciembre y marzo, respectivamente.

Ante el fallecimiento de sus padres, los niños fueron llevados al campamento de Al Hol, donde permanecían retenidos por las autoridades sirias a la espera de que Suecia solicitara su traslado. Desde Chile, la cancillería aseguró que colaboraría con el país europeo para el rescate de los menores, recalcando que la nacionalidad de estos es sueca y con ascendencia chilena.


💬Ver 0 comentarios