(semisquare-x3)
El menú que se conoce como “Escoburgers” desató la polémica en suelo australiano. (Facebook / Pablosescoburgers)

De Pablo Escobar se ha hablado mucho y hoy en día quien fuese el narcotraficante más poderoso del mundo se ha convertido en un personaje, un mito y hasta en una figura de culto para muchos. 

Muchos oportunistas se ha valido del nombre del excapo del cártel de Medellín para sacar adelante negocios exitosos, que van desde t-shirts con su cara, pasando por bares, discotecas y hasta paseos turísticos con visitas a los lugares más importantes en la vida del narcotraficante. 


El último "golpe" de marketing relacionado con Escobar llega desde Australia. Se trata de una hamburguesa servida con una línea de polvo blanco que simula ser droga y un falso billete de $100 enrollado e incrustado en el pan. 

El menú, que se conoce como “Escoburgers”, desató la polémica en suelo australiano. El restaurante Pablo´s The Patron Burger, en el estado de Victoria, decidió acompañar el peculiar plato con  una bolsa plástica con polvo de ajo, que hace clara referencia a la actividad que desempeñaba Pablo Escobar.

La hamburguesa desató la ira de cientos de usuarios de las redes sociales, quienes acusan a la firma gastronómica de idolatrar a quien fuera el líder del cártel de Medellín, según publicó el diario británico Daily Mail.

"¿En serio? ¿Ese nombre fue lo mejor que su cerebro pudo producir ? Me late a que estas hamburguesas saben a ignorancia...", comentó el usuario de Facebook Erik Torres al conocerla noticia.

"¿Quién diablos hace ídolos a un narcotraficante y mete un billete enrollado en una hamburguesa?", escribió otro usuario de la red social.

Ante el revuelo que causó la "Escoburger", los propietaros del local de comida rápida dijeron que Escobar era un "hombre horrible que destruyó las vidas de miles de colombianos". "No aprobamos, idolatramos ni promovemos a Pablo Emilio Escobar o sus acciones de ninguna manera", añadieron. Sin embargo, aclararon: "Somos australianos y sabemos cómo reírnos de un buen juego de palabras".

Uno de los dueños de este lugar, Tom Elliot,  señaló a la cadena 3AW que el menú pretende ser un tanto gracioso, mientras que el copropietario del bar Vaughn Marks refirió queles parecía bastante original.


Por su parte, a través de su cuenta de Twitter, Sebastián Marroquín, hijo del capo narco, mostró su descontento por la singular idea gastronómica: "Sin palabras", expresó.

A Escobar se le atribuyen alrededor de 4,000 asesinatos. Hasta el día de hoy, la versión oficial de su muerte reseña que a Escobar lo mató la Policía de Colombia el 2 de diciembre de 1993, con 44 años recién cumplidos, en la ciudad que convirtió en su refugio, Medellín.


💬Ver 0 comentarios