Las siamesas nacieron en la maternidad La Altagracia de Santo Domingo (semisquare-x3)
Las siamesas nacieron en la maternidad La Altagracia de Santo Domingo. (HUMNSA)

Una mujer dominicana de 32 años dio a luz siamesas en la maternidad La Altagracia de Santo Domingo, cuyo equipo de cirugía pediátrica le realizó una cesárea.

Según informa este lunes el diario dominicano Listín, las niñas se encuentran en condición de cuidado y la evolución  está siendo vigilada de cerca por un equipo integrado por perinatólogos, cardiólogos y cirujanos pediátricos, encabezado por la gerenta de Perinatología, la doctora Yolanda Grullón.

Las recién nacidas comparten el hígado, la vejiga, parte de los intestinos y del tracto genitourinario y se mantienen ingresadas en la unidad de cuidados intensivos neonatal del hospital.

Una eventual intervención quirúrgica para separar a las hermanas debería hacerse fuera del país, señaló la fuente hospitalaria, que por el momento desconoce cuál sería el destino de las bebés, ni cuándo se realizaría la operación.

La madre de las niñas (Yudis Alcántara), que es primeriza, se recupera satisfactoriamente de la cesárea, programada desde hace tiempo dado que la unión de los fetos se detectó al realizarle la primera ecografía.

El anterior nacimiento de siamesas en República Dominicana ocurrió en febrero de 2016, dos niñas que fueron separadas exitosamente en Nueva York en enero de 2017.

Ballenie y Bellanie nacieron unidas por el sacro, un hueso triangular compuesto por cinco vértebras soldadas entre sí en la parte baja de la columna vertebral, y antes de ser separadas pasaron por varias cirugías de reconstrucción y otros procedimientos.

Ellas tenían conexiones gastrointestinales y compartían una rama de la arteria hipogástrica, la principal en suplir sangre a la región pélvica, caderas, muslos y órganos reproductivos.

Cincuenta profesionales participaron en la cirugía en el Maria Fareri Children's Hospital en el condado de Westchester, bajo la dirección del cirujano pediátrico Samir Pandya y la doctora Whitney McBride.

Varios cirujanos trabajaron en la separación de los diversos órganos que compartían.

Las estadísticas señalan que se da un caso de siameses por cada 200,000 nacimientos y sus posibilidades de supervivencia son reducidas, entre el 5% y el 25% en el momento del nacimiento, y hasta el 53% una vez hecha la separación.

En la mayoría de las ocasiones, los siameses están conectados por el pecho y el vientre y alrededor de la mitad de los hermanos no llegan a nacer.


💬Ver 0 comentarios