Tras la muerte del capo y la extinción de dominio de sus propiedades, los hipopótamos escaparon y se procrearon sin ningún control (semisquare-x3)
Tras la muerte del capo y la extinción de dominio de sus propiedades, los hipopótamos escaparon y se procrearon sin ningún control. (AP / Archivo)

Cuatro fueron los hipopótamos que Pablo Escobar ordenó llevar a su Hacienda Nápoles (Antioquia). Estos animales no son originarios de Colombia, pero en la década del 80 el narcotraficante trajo una pareja de hipopótamos de África para incorporar a su excéntrico zoológico.

Tras la muerte del capo y la extinción de dominio de sus propiedades, los hipopótamos escaparon y se procrearon sin ningún control en la zona del Magdalena Medio (centro de Colombia). 

Ahora, uno de estos hipopótamos se paseó por las calles del municipio de Puerto Berrío (centro) y el insólito hecho quedó grabado en vídeos por los sorprendidos habitantes del sector, según informa la cadena local RCN Colombia.

En las imágenes que circulan en redes sociales se muestra el momento en el que el hipopótamo camina lento por una zona residencial a altas horas de la noche. Las personas que lo observan no creen lo que ven y se escuchan los gritos de los niños y los ladridos de los perros.

A pesar del ruido y el escándalo de los vecinos, el hipopótamo no ataca a ninguna persona ni arremete contra vehículos o viviendas.

Todavía quedan al menos 50 de estos ejemplares deambulando por la región. El parque turístico en el que se convirtió la Hacienda Nápoles se ha encarga de capturarlos y mantiene su seguimiento. En 2017 se registró una situación similar en el corregimiento El Doradal, también en Antioquia.


💬Ver 0 comentarios