Hobbs entró así al libro Guinness de los récords en una travesía que emprendió además con fines humanitarios. (semisquare-x3)
Hobbs corrió el riesgo de encontrarse al azar con cocodrilos e hipopótamos en la larga extensión del lago. (EFE / Archivo)

El sudafricano Martin Hobbs batió el récord mundial de nado más largo en solitario en un lago y fue además el primero en nadar de punta a punta los 581 kilómetros (361 millas) del Lago Malawi (África), un recorrido que realizó en 54 días consecutivos.

Hobbs entró así al libro Guinness de los récords en una travesía que emprendió además con fines humanitarios, ya que el proyecto incluyó la recaudación de fondos para la Fundación Smile, que ayuda a los niños que necesitan una cirugía facial reconstructiva.

Además de grandes olas, fuertes corrientes y enfermedades como la malaria, Hobbs corrió el riesgo de encontrarse al azar con cocodrilos e hipopótamos en la larga extensión del lago.

El conocido corredor de maratones y ganador de la prueba de motoras todoterreno SA Masters Trials, el atleta sudafricano de 45 años recorrió un promedio de 15 kilómetros (9.5 millas) diarios para cumplir su objetivo.

Hobbs debió dejar las maratones y las motoras tras una lesión en la espalda, pero retomó el deporte lanzándose de lleno a la natación, una disciplina a la que comenzó a dedicarse hace solo seis años. Luego llegó la aventura en aguas abiertas y estos dos récords absolutos.

"Siempre quise hacer una aventura africana y nunca lo logré", dijo Hobbs a la cadena de noticias CNN. "No quería ser enterrado un día y ser conocido como el tipo que trabajó muy duro y eso es todo. Es bueno dejar un legado atrás".

"Fue la línea de agua más larga que pude encontrar", dijo en la misma entrevista Hobbs, que tiene una página web llamada Solo Swimmer. "Pero no voy a mentir, me aterran los cocodrilos".


💬Ver 0 comentarios