Un ministro italiano asegura que
Matteo Salvini, ministro de Interior de Italia. (EFE)

El ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, ofreció una entrevista a la cadena alemana Deutsche Welle. Salvini aprovechó el encuentro con el medio alemán para criticar las políticas migratorias llevada adelante por la presidenta Angela Merkel.

Deutsche Welle: Usted ha estado en el cargo con su nuevo gobierno durante casi 100 días. ¿Cree que ha abordado los problemas más urgentes de Italia, la pobreza y el desempleo?

Matteo Salvini: Estoy muy contento con los primeros 100 días. Soy responsable de la seguridad, la inmigración y el orden público. Hemos logrado resultados extraordinarios. En lo que respecta al empleo, los impuestos y las pensiones, presentaremos nuestro plan como nuevo gobierno en otoño, con una nueva dirección, con cambios, con crecimiento. Por eso no me preocupan las cifras de esta fase. Ya estamos trabajando en el crecimiento, que probablemente se recuperará pronto.

Los mercados internacionales parecen bastante escépticos. Desde su llegada al poder, el famoso "spread", la prima de riesgo de la deuda pública italiana, se ha duplicado. ¿Cómo explica esto?

Hay gente que especula. También hay gente que está en contra de nosotros. Nuestro gobierno es libre e independiente de las corporaciones multinacionales, de los grandes inversores o del poder de los bancos, tanto a nivel internacional como en Europa. No tenemos miedo. La economía italiana es sana. Las empresas italianas están sanas. Las reformas económicas responderán a todas las preguntas que los mercados y los dioses del "spread" puedan tener.

Hablemos de la Unión Europea y de la migración. Parece que no se entiende bien con la UE en algunos puntos. ¿Buscará un acuerdo o una confrontación en el futuro?

Aunque se me suele describir como un hooligan (seguidor de equipo de fútbol con actitud violenta), siempre trato de escuchar, preguntar y argumentar. En la reforma de las normas de Dublín y en la Operación Sofía, por ejemplo, hacemos propuestas, esperamos, proponemos. Está claro que quiero detener todas las llegadas. El año pasado, 100,000 personas llegaron a Europa en agosto y la UE hizo poco o nada. Este año hemos tenido 20,000 llegadas hasta ahora y la UE sigue haciendo poco. Por lo tanto, sigo estando a favor del diálogo con la UE, pero desde el último incidente también hemos estado hablando con países no pertenecientes a la UE, como Albania, Serbia o Montenegro.

Recientemente acordó una nueva alianza con el primer ministro húngaro Viktor Orbán. Pero usted quiere que los inmigrantes se distribuyan por toda la UE. Orbán rechaza precisamente eso. ¿No se encuentra usted más cerca de la señora Merkel que del señor Orbán?

Trato de sacar lo mejor de todos los bandos. Viktor Orbán habla de la defensa de las fronteras europeas, de la protección en los países de origen y de las inversiones en África. Estoy de acuerdo con él. Angela Merkel propone una redistribución en Europa. Incluso puedo estar de acuerdo con esta posición en un futuro próximo. Lo que importa es que se ayude a la gente de tal manera que no tengan que huir de sus países. Debemos invertir rápidamente 500 millones de euros ($580 millones) en África. Desde este punto de vista, creo que tanto Alemania como Hungría tienen razón en algunos aspectos.

Usted observó lo que acaba de pasar en Chemnitz (ciudad alemana) con las protestas de la ultraderecha. "¿Cuál es su opinión sobre los acontecimientos allí?

Sin duda, Angela Merkel ha subestimado el riesgo de conflictos sociales en los últimos años al afirmar que había lugar para cientos de miles de estas personas en Alemania. Recuerde lo que pasó en aquella Noche de Navidad en Colonia y en otros lugares. Sin embargo, la violencia nunca puede ser una solución. La violencia genera nueva violencia, pero el gobierno alemán ha subestimado el problema durante años. El surgimiento del partido "Alternativa para Alemania" es una reacción clara a esto. Esta es la respuesta que muchos alemanes insatisfechos intentan dar.

Usted lleva ahora casi 100 días en el gobierno. ¿Durará este gobierno otro año?

Sí, creo que este gobierno durará mucho si cumple las tareas que los italianos nos han dado.

Desde el 1 de junio de 2018, Matteo Salvini, de 45 años, es ministro del Interior y viceprimer ministro de Italia en una coalición populista con el Movimiento de las Cinco Estrellas. El ex eurodiputado es presidente del partido de extrema derecha "Lega", que rechaza la inmigración.


💬Ver 0 comentarios