Ante la exigencia del pueblo por mayor conectividad, el gobierno ha tenido que ampliar considerablemente el acceso a internet para la población. (AFP) (horizontal-x3)
Ante la exigencia del pueblo por mayor conectividad, el gobierno ha tenido que ampliar considerablemente el acceso a internet para la población. (AFP)

La Habana, Cuba - Estados Unidos echará a andar un programa especial que pretende fomentar el desarrollo del internet en Cuba, un proyecto que se realizará sin el consentimiento del gobierno cubano, el cual ha comenzado a tildar la iniciativa como una de corte subversiva.

El Departamento de Estado anunció hoy en un comunicado que realizará el febrero una audiencia pública del Grupo de Trabajo de Internet para Cuba, una iniciativa que se desprende del Memorando Presidencial de Seguridad Nacional que el presidente Donald Trump firmó el 16 de junio de 2017 y en cual se estableció la nueva estrategia estadounidense de “Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba”. 

“El Departamento de Estado ha creado un Grupo de Trabajo de Internet para Cuba compuesto por representantes gubernamentales y no gubernamentales de los Estados Unidos para promover el flujo de información gratuita y no regulada en Cuba. El grupo de trabajo examinará los desafíos tecnológicos y las oportunidades para ampliar el acceso a Internet y los medios de prensa independientes en Cuba”, sostiene el comunicado oficial.

“La primera reunión pública del Grupo de Trabajo tendrá lugar el miércoles, 7 de febrero de 2018, en el Edificio Harry S. Truman. La información para aquellos que deseen asistir se proporcionará en un Anuncio en el Registro Federal”, agrega la comunicación.

El anuncio, como era de esperarse, fue mal recibido en Cuba, donde se señaló que el plan estadounidense tiene visos de subversión.

“En el pasado, frases como «trabajar por la libertad de expresión» y «expandir el acceso a internet en Cuba» han sido utilizadas por Washington para enmascarar planes desestabilizadores con el uso de las nuevas tecnologías. Uno de los ejemplos más conocidos fue el proyecto ZunZuneo, desenmascarado en el año 2014 por la agencia AP, que pretendía crear una plataforma de mensajería entre los jóvenes cubanos similar a Twitter, pero cuyo verdadero propósito era promover acciones contra el orden interno del país”, publicó el periódico oficial Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba.

No es la primera vez que Estados Unidos intenta penetrar el cerco que impone Cuba a las comunicaciones provenientes desde suelo estadounidense. Proyectos como TV y Radio Martí, y el mismo ZunZuneo, no lograron calar en la masa popular cubana a pesar de contar con inversiones multimillonarias.

Esta nueva idea se produce en un momento particular, pues ante la exigencia del pueblo por mayor conectividad, el gobierno ha tenido que ampliar considerablemente el acceso a internet para la población, sobre todo a través de puntos wifi localizados en parques, salas de navegación y ciertas instalaciones públicas.

En Cuba no hay internet en las casas ni en los celulares, pero el gobierno comenzó un programa piloto de acceso a conectividad de datos en hogares y anunció que hará lo mismo para la telefonía celular en el 2018.

El costo de la navegación sigue siendo uno de los desafíos, pues ronda los dos dólares la hora, y se debe en su mayoría al monopolio estatal de la empresa Etecsa y a que Cuba, por disposiciones del bloqueo o embargo económico, no puede pegarse a la decena de cables de banda ancha que pasan cerca de la isla. Su mayor fuente de internet hoy día proviene de un cable que se conectó entre Venezuela y Cuba para esos fines.

El 2017, sin embargo, se consideró el año del boom del internet en la isla, pues un 40 por ciento de los ciudadanos lograron conectarse a internet, un 37 por ciento más que en el 2010.

Según datos oficiales de la Etecsa, en 2017 se activaron 600,000 nuevas líneas móviles, con un total de 4.5 millones de dispositivos móviles en el país. Gracias a ese incremento se produjeron 250,000 conexiones a través de los más de 500 puntos wifi repartido por todo Cuba. 

Se estima que cerca de 2.7 millones de cubanos se activaron en las redes sociales en el último año, un crecimiento de 365 por ciento, según el Digital 2017 Global Overview.


💬Ver 0 comentarios