Un migrante venezolano con la bandera nacional saluda desde un bus que lo llevará al aeropuerto de Lima para el regreso a su país (semisquare-x3)
Un migrante venezolano con la bandera nacional saluda desde un bus que lo llevará al aeropuerto de Lima para el regreso a su país. (AP)

Casi un centenar de venezolanos partieron desde Lima rumbo hacia Caracas en un retorno atípico financiado por la gestión del presidente venezolano Nicolás Maduro y al que las autoridades peruanas han calificado de “operación de propaganda” del gobierno venezolano para intentar cubrir la crisis humanitaria que vive esa nación sudamericana.

Los retornantes forman parte del éxodo “más grande del hemisferio occidental”, según la Organización de Estados Americanos (OEA). Meses antes habían salido de Venezuela por la hiperinflación que ha destruido los salarios y provocado un desabastecimiento de alimentos y medicinas. El avión de la estatal venezolana Conviasa alzó vuelo con 90 venezolanos, entre ellos enfermos, embarazadas y niños.

Sandybell Barrios, una venezolana de 30 años que retornaba a Caracas, comentó a The Associated Press que volvía a su país porque en Perú no encontró empleo formal y sufrió acoso sexual en las calles de Lima mientras sobrevivía vendiendo café caliente.

“Tomé la decisión de irme a mi país que a pesar que está pasando por una crisis, pienso que todos los países han pasado por crisis y se levantan”, dijo.

Otros venezolanos entrevistados por la AP durante la semana mientras realizaban sus trámites para retornar a Venezuela indicaron que la decisión de retornar no era fácil, pero era mejor estar en Venezuela que en Perú, donde no tenían una red familiar que los pueda ayudar.

Perú tiene una tasa de informalidad laboral mayor al 70% y según sondeos de la Organización Internacional para las Migraciones, el 85% de los venezolanos que emigraron al país trabaja en condiciones informales.

No obstante, otro grupo de venezolanos entrevistado a pocos metros de la embajada prefería quedarse en Perú que volver a su país en crisis.

“Puedo juntar unas cuantas monedas para comer aquí. Allá ni siquiera eso se puede”, afirmó uno de ellos quien dijo llamarse Josué Hidalgo y ser un excadete de la escuela de Aviación Militar Bolivariana

Es el tercer vuelo del plan de retorno de migrantes del gobierno venezolano llamado “Vuelta a la patria”. El primero partió de Perú el 28 de agosto con 89 retornantes y otro similar lo hizo desde Ecuador el miércoles con 92 migrantes más.

Perú calificó el miércoles los vuelos de retorno como una “operación de propaganda” del gobierno de Maduro. El vicecanciller peruano Hugo de Zela declaró ese día a la radio local RPP que en el avión que partirá el sábado con los migrantes desde Lima, pueden ingresar un centenar y eso es “más o menos el número de venezolanos que al ritmo actual entra al Perú en media hora”. Perú tiene más de 414,000 venezolanos, de acuerdo con sus autoridades migratorias.

Más de 1.6 millones de venezolanos han salido de su país desde inicios de 2015 y 90% de ellos se ha quedado en Sudamérica, según estimaciones de Naciones Unidas. El gobierno de Venezuela no reconoce esas cifras y esta semana Maduro afirmó que no son más de 600,000 y sostuvo que "más del 90% están arrepentidos".

Venezuela atraviesa una compleja crisis económica y social agravada por la caída de los ingresos petroleros, la hiperinflación, una severa escasez de alimentos y medicinas junto a una fuerte recesión.

La OEA anunció el jueves que nombrará un grupo para evaluar “a escala completa” la migración de venezolanos que huyen de su país y que también buscará captar más recursos financieros internacionales para atender las demandas que surjan del estudio.


💬Ver 0 comentarios