Ante el desmayo del comandante, el primer oficial fue el encargado de aterrizar el avión con la ayuda de un pasajero. (Facebook / Jet2)

Un Boeing 757 de la compañía Jet2 se dirigía este lunes desde la ciudad inglesa de Manchester a Funchal, Madeira (Portugal) cuando el piloto que se encontraba al mando de la aeronave comenzó a sentirse mal y terminó desmayándose. 

Al ver lo terrible de la situación, un integrante de la tripulación anunció a los pasajeros lo que sucedía y consultó  si había algún piloto entre los 235 pasajeros. Por fortuna, un piloto de Jet2 -de quien no trascendió su identidad- se encontraba en el avión porque volaba a Madeira para comenzar sus vacaciones.

A pesar de que lo que ocurría parecía sacado de la escena de una película, todo era completamente real. Es por ello que las alarmas se activaron sobre las 10:20 a.m. hora local y se cerró una pista de aterrizaje en el aeropuerto de la ciudad portuguesa de Oporto hasta las 11:00 a.m. para que se pudiera realizar el aterrizaje de emergencia. 

Por su parte, un portavoz de la compañía declaró luego a la prensa británica que el primer oficial, que estaba sentado al lado del piloto que se enfermó, aterrizó el avión “como debería haber sido”.

Nicholas Banks, pasajero del vuelo, relato al diario británico Daily Mail que: “Hicieron el anuncio de que había habido un incidente en la cubierta de vuelo y otro piloto de Jet2 que estaba de vacaciones salió desde la parte trasera del avión. Ofreció sus servicios a la tripulación y entró en la cabina. No salió hasta que ayudó al piloto a bajar del avión cuando aterrizamos”.

“Al piloto original se lo llevaron en silla de ruedas y con una máscara de oxígeno“, añadía Banks. “La tripulación hizo un gran trabajo. Estaban bastante relajados debido al ‘piloto de repuesto’ y a que había un copiloto”.

Los médicos que acudieron a la emergencia declararon que habían recibido una solicitud para ayudar a un hombre de 40 años que fue llevado al hospital “como medida de precaución”.

Con relación al incidente, la compañía aérea emitió un comunicado a través de su cuenta de Twitter, en donde ofrece disculpas por los inconvenientes ocasionados a los pasajeros que se encontraban en ese vuelo. 

Mientras tanto, un portavoz de la aerolínea aseguró que tras el incidente enviarían un avión y una tripulación de reemplazo a Oporto para trasladar a sus "clientes a Funchal lo antes posible".

La aerolínea no confirmó directamente al medio que ninguna otra persona, aparte del primer piloto, hubiera participado en el aterrizaje del avión.


💬Ver 0 comentarios