El repartidor de leche no dudó ni un instante e inmediatamente acudió al rescate de la madre y el niño (semisquare-x3)
El repartidor de leche no dudó ni un instante e inmediatamente acudió al rescate de la madre y el niño. (Captura vídeo / CCTV Plus)

Li Gang, un repartidor de leche de China, se convirtió en héroe de la noche a la mañana. Y es que Li rescató justo a tiempo a un bebé de cuatro meses que casi cae del tercer piso de un edificio en la provincia de Heilongjiang, en el noreste de China.

 El momento exacto fue filmado y rápidamente se hizo viral en las redes sociales.

Todo ocurrió cuando Gang estaba haciendo su reparto diario en un supermercado. Una mujer entró corriendo al local comercial explicando desesperadamente que una madre estaba atrapada en una ventana con un bebé, a punto de caer en su intento por escapar de un incendio.

Gang y otras personas que se encontraban con él, salieron apresuradamente hasta el lugar que les indicó la mujer. Al llegar al sitio, el hombre encontró a una joven madre junto a su pequeño hijo sentados en el borde de un balcón de un edificios en llamas. Ambos estaban acorralados por el humo espeso que salía de la habitación intentando escapar de un incendio sin éxito, según informó el portal chino CCTV Plus.

El miedo se apoderó de la mujer y de las personas que se agolpaban alrededor del edificio. Pero, la reacción de Gang fue completamente distinta. El lechero  no dudó ni un instante e inmediatamente acudió al rescate de la madre y el niño. Utilizando su camión de reparto como escalera, se subió al balcón del segundo piso y dos de sus colegas se ubicaron en el techo de la entrada del edificio para cubrir la mayor cantidad de terreno y poder alcanzar al pequeño.

Cuando la madre, Wang Zhimin, pretendía entregar el niño a Gang, la manta con la que se encontraba envuelto se abrió y dejó caer al bebé al vacío. Sin embargo, el heroico hombre logró atraparlo y ponerlo a salvo, mientras mantenía el equilibrio. Posteriormente, ayudaron a Zhimin para que saliera del departamento, según informa el portal de ABC

Al recordar el momento por el que tuvo que atravesar, Zhimin dijo a los medios locales que estaba muy agradecida a Gang, quien había sacrificado su seguridad para salvar a su bebé. La mujer aseguró que su corazón se llenó de alivio en el momento en que vio a su bebé en un lugar seguro.

Se desconocen las causas que desataron el incendio.


💬Ver 0 comentarios