Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. (AP) (semisquare-x3)
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. (AP)

Caracas - El gobierno del presidente Nicolás Maduro condenó el lunes la decisión de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) de retirar a Venezuela la sede de la Serie del Caribe y acusó al organismo de ceder a las presiones de Grandes Ligas que, según las autoridades venezolanas, se suman a las acciones de Estados Unidos para derrocar al mandatario socialista.

El ministro de Juventud y Deporte de Venezuela, Pedro Infante, indicó que la decisión de la CBPC "obedece a las presiones generadas por la Major League Baseball (las Grandes Ligas) como una acción que se suma al golpe de Estado contra nuestra patria dirigido en el gobierno de Estados Unidos para derrocar a un gobierno legítimo y constitucional".

En rueda de prensa, el ministro aseveró que la Serie del Caribe podía realizarse "sin ningún inconveniente" en el país, pese a la escalada de las tensiones políticas en Venezuela y la ruptura de relaciones entre Caracas y Washington.

"No es correcto politizar un evento como este, luego de que se han realizado diversos eventos deportivos de carácter internacional en el país" en días recientes, como el partido por la Copa Libertadores de fútbol entre el local Deportivo La Guaira y el Real Garcilaso de Perú, enfatizó.

La MLB recomendó "en los términos más enérgicos" que los jugadores y demás personal de los clubes no viajen a Venezuela para el campeonato regional, que debía disputarse en territorio venezolano entre el 2 y 9 de febrero.

La declaración del ministro se produjo un día después que la oficina del comisionado de la confederación caribeña retiró la sede de la Serie del Caribe a la ciudad occidental de Barquisimeto y anunció que el torneo se realizará del 4 y 9 de febrero en una "sede alterna emergente" que se espera sea anunciada en las próximas horas.

Al explicar las razones que llevaron a la CBPC al tomar la decisión, se señaló como uno de los argumentos la situación de tensión política que enfrenta Venezuela reconocida por el Ejecutivo que ha denunciado un golpe de Estado. La organización sostuvo que tales hechos "escapan al control e influencia" de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y del comité organizador del torneo.

La Confederación afirmó que tales hechos "escapan al control e influencia" de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y del comité organizador del torneo.

Además, la organización subrayó que la decisión de Venezuela de romper relaciones con Estados Unidos representa una "imposibilidad material de obtener visasde entrada" al país suramericano para los estadounidenses que forman parte de la mayoría de los equipos eventualmente participantes en el campeonato caribeño.

Es la segunda ocasión consecutiva que a Venezuela le retiran la sede de la llamada pequeña serie mundial del béisbol caribeño.

Barquisimeto iba a ser anfitriona del torneo en 2018, pero la confederación le arrebató la sede por la anterior agitación política en Venezuela y la reprogramó para este año. Las dos ediciones previas se han disputado en las ciudades mexicanas de Culiacán y Guadalajara.

Los Cardenales de Lara, que el domingo conquistaron su quinto título de campeones del béisbol venezolano al superar a los Leones del Caracas en cuatro juegos de una serie final pautada a un máximo de siete encuentros, tendrán todo el apoyo de las autoridades venezolanas para acudir a la serie, resaltó el ministro.

Desde el gobierno "todo el apoyo necesario a los campeones, para que participen en la cita donde se defina efectuarse", reiteró Infante.

Las autoridades añadieron que están evaluando sus opciones para exigir que sean compensadas las pérdidas ocasionadas con el retiro de la sede.

Más de 23 millones de euros fueron destinados por la corporación estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) para la organización del evento, acotó el ministro.


💬Ver 0 comentarios