Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
En la foto, el líder senatorial, Thomas Rivera Schatz. (GFR Media)

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, reiteró hoy al mediodía que está dispuesto a aceptar que las disposiciones de la Ley 80 de Despido Injustificado sólo apliquen a trabajadores actualmente contratados, dejando descubiertos a los empleados contratados luego de que el proyecto de la administración de Ricardo Rosselló sea convertido en ley.

Sin embargo, no precisó si va a impulsar la enmienda al proyecto radicado el martes. Ese tema será discutido esta tarde en un caucus de la mayoría del Senado de cara a la sesión legislativa de hoy. Esta mañana, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez, dijo que no cerraba la puerta a que la aplicación del proyecto sea prospectivo.

"Lo hemos dialogado con el presidente del Senado y con otros miembros de la Cámara que tambíen han planteado también ese punto como vía de darle el voto a favor de la medida. Nostros no nos cerramos", dijo.

Rivera Schatz sí fue claro en que se opone a que se deroge la Ley 80.

"No hay un dato económico que se nos haya ofrecido, un estudio o una estadística o informe que de alguna manera mueva mi ánimo. Hablo por mí, cada senador o senadora que vote como entienda", dijo Rivera Schatz a periodistas al finalizar una vista pública sobre la reforma laboral presentada por la Junta de Supervisión Fiscal.

¿Va a proponer la enmienda?, se le insistió.

"No hay un dato que justifique derogar la Ley 80", se limitó a responder.  "No tengo problema con establecer eso", agregó al argumentar que la reforma laboral del año pasado y la reforma contributiva incluyen elementos prospectivos.

Rivera Schatz negó que la enmienda que se discute vaya a afectar el futuro laboral de los jóvenes del país.

"Van a jurisdicciones donde no hay Ley 80", dijo.


💬Ver 0 comentarios