Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La ley local quiere imponerle una fecha al secretario Sessions para obtener una respuesta: 16 de abril próximo. (Archivo / GFR Media)

Washington - El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá solicitó al secretario de Justicia de EEUU, Jeff Sessions, que decrete contraria a la política pública estadounidense la decisión del gobierno de Puerto Rico, de excluir del plebiscito de junio una alternativa para los que no creen en la estadidad ni en la independencia.

Acevedo Vilá, quien aspira a retornar la semana próxima a la presidencia del Partido Popular Democrático (PPD), envió una carta a Sessions el mismo día en que el exlegislador republicano -quien fue uno de los más conservadores del Senado-, asumió su puesto, el 9 de febrero, aunque esperó hasta ayer para darla a conocer para dar tiempo a que llegara a la oficina del nuevo responsable de Justicia federal.

Como hiciera el exgobernador Rafael Hernández Colón con respecto a la defensa del llamado “Estado Libre Asociado mejorado”, Acevedo Vilá defendió la idea de incluir en la consulta un “Estado Libre Asociado soberano”, fuera de la cláusula territorial de la Constitución estadounidense, que otorga al Congreso pleno control sobre sus territorios.

“No hay nada inconstitucional o ilegal en las alternativas de un ELA soberano. Si es respaldado por la mayoría del pueblo de Puerto Rico, sabemos que determinar si podemos obtener este acuerdo especial con el Congreso de Estados Unidos será una cuestión de voluntad política”, indicó Acevedo Vilá en su carta.

La ley adoptada por el gobierno de Ricardo Rosselló propone una consulta local estadidad versus independencia o libre asociación para el 11 de junio.

La intención es vincular ese referéndum con una ley federal de 2014, que permite al Departamento de Justicia de EEUU asignar $2.5 millones para ayudar a financiar la consulta, siempre y cuando el secretario de Justicia determine que las definiciones incluidas en la papeleta electoral y la campaña educativa cumplen con las normas constitucionales, legales y de política pública del gobierno estadounidense.

La ley local quiere imponerle una fecha al secretario Sessions para obtener una respuesta: 16 de abril próximo.

Como los dos exgobernadores del PPD, tanto el gobernador Rosselló como el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, han escrito a Sessions para advertirle del interés en vincular al Ejecutivo federal con la consulta criolla. Hasta el momento, Sessions ni ningún funcionario de Justicia federal ha reaccionado.

Cuestión de idioma 

Acevedo Vilá, por su parte, además de impugnar la exclusión de una modalidad del ELA en la consulta, advierte al secretario Sessions de la decisión de la Legislatura de Puerto Rico, dominada por el Partido Nuevo Progresista (PNP), de eludir incluir en la definición de estadidad el compromiso de cambiar las normas vigentes y adoptar el inglés como el idioma común en las escuelas, tribunales y oficinas de gobierno de la Isla.

“Como usted debe saber, el principal idioma en Puerto Rico es el español. Estamos muy orgullosos de nuestra cultura e identidad. El sistema de escuelas públicas, los tribunales, los procedimientos legislativos y casi todos los asuntos del gobierno se conducen en español”, indicó el exgobernador y excomisionado residente en Washington.

Acevedo Vilá señaló al secretario Sessions que es clave que determine si el rechazo a la enmienda que reconocería el inglés como el idioma común del gobierno de Puerto Rico “cumple con las políticas públicas de Estados Unidos”.

“Históricamente, el Congreso ha requerido a las (jurisdicciones) con diferentes grupos lingüísticos prevalecientes que aspiran a ser admitidas a la Unión, como Oklahoma, Nuevo México, Arizona y Luisiana, adherirse a ciertas normas sobre el inglés”, indicó.

Por ejemplo, sostuvo, cuando Oklahoma, Nuevo México y Arizona iban a ser admitidos como estado, el Congreso determinó que sus escuelas públicas deben enseñar en inglés, y a Luisiana le precisó que sus procedimientos judiciales y legislativos debían cumplir con el idioma en que esas tareas se conducen en EEUU.

“Si la política pública de EEUU -insistió Acevedo Vilá-, no es atragantarle la idea de la estadidad al pueblo de Puerto Rico, usted debe hacerlo claro ahora”.


💬Ver 0 comentarios