El alcalde de Lares, Roberto Pagán Centeno (semisquare-x3)
El alcalde de Lares, Roberto Pagán Centeno. (GFR Media)

El alcalde de Lares, Roberto Pagán Centeno, defendió hoy, viernes, el Proyecto del Senado 1148 que aumentaría las pensiones a los ejecutivos municipales electos en 2000.

Según el líder del Partido Nuevo Progresista (PNP), la medida le hace justicia a los alcaldes. 

"Desconozco si eso me aplica a mí, pero si fuera el caso no lo puedo ver injusto porque yo llevo catorce años, nunca he cogido vacaciones y ha sido muy sacrificada esta labor", dijo el ejecutivo municipal que no aspirará la reelección en 2020. 

Pagán Centeno, electo en 2004, rechazó que la medida sea incompatible con la crisis fiscal de la isla. 

"Este país nunca ha estado bien y si vamos a esperar que las cosas estén bien para hacer justicia, pues nunca se hará justicia", dijo el alcalde a El Nuevo Día.

En la sesión legislativa de anoche, a última hora y sin vistas públicas, se atendió el Proyecto de Senado 1148, que busca modificar la manera en que cotizan los alcaldes que juramentaron al cargo entre el 30 de enero de 2001 y el 30 de junio de 2013. La medida permitiría que los ejecutivos municipales tengan una pensión del 75% al 90% de su último salario de acuerdo con Ley 447 de 1951, según enmendada, que establece un sistema de beneficio definido.

En el 2000 este derecho se había limitado y se estableció un sistema de aportación en cuentas de ahorro dispuesto para los empleados públicos.

Por su parte, el alcalde de Coamo, Juan Carlos “Tato” García Padilla, aseguró que el proyecto no cuenta con su apoyo y que nunca fue consultado con los ejecutivos municipales. 

Esta mañana trascendió que la medida fue presentada por petición de la Asociación Alcaldes y la Federación de Alcaldes, organismos que agrupan a los líderes municipales de los dos partidos principales de la isla.

García Padilla, afiliado al Partido Popular Democrático, fue más allá al sostener que “los alcaldes no deben estar dentro del sistema de retiro”.

“Es una posición política y no permanente. Nunca debieron tener pensión. Nunca debieron aportar al sistema de retiro”, acotó. 

La votación del proyecto fue 20-4 con un abstenido, que fue Migdalia Padilla. Votaron a favor: Eric Correa, Nelson Cruz, Miguel Laureano, Luis Daniel Muñiz, José Nadal Power, Henry Neumann, Margarita Nolasco, Itzamar Peña, Miguel Pereira, José Pérez Rosa, Carmelo Ríos, Thomas Rivera Schatz, Carlos Rodríguez Mateo, Axel Roque, Larry Seilhamer, Cirilo Tirado, Aníbal José Torres, Evelyn Vázquez y Nayda Venegas.

El senador por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, y el senador independiente, José Vargas Vidot, votaron en contra del proyecto, así como los legisladores del PNP Zoé Laboy y Miguel Romero. Tres senadores no votaron.

García Padilla añadió que lo que deben reclamar los alcaldes es que se les devuelva lo que han aportado al retiro y que prospectivamente no tengan que aportar más.

Por su parte, el alcalde de Hormigueros, Pedro García, expresó a través de su cuenta de Facebook que el proyecto nunca fue consultado con los alcaldes y que, aunque no le aplicaría, la medida no cuenta con su respaldo.

“A mí no me aplica, pero si me aplicara lo rechazaría. Más aun cuando todas las pensiones han sido recortadas y siguen amenazadas”, estableció el líder popular.

Entretanto, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, también se expresó en Twitter sobre la controversial medida y aseguró que "aumentar las pensiones de los alcaldes en un país donde las pensiones de nuestra gente están bajo acecho no es correcto". 

Tras la aprobación del proyecto en el Senado, el gobernador Ricardo Rosselló indicó que “hay que medir las situaciones en el tiempo y contexto en que vivimos”.

"Los alcaldes son un elemento principal de nuestro andamiaje político electoral y ahora esa importancia aumenta. Sin embargo, hay que tomar esto en el contexto y el tiempo en que se está sometiendo", dijo Rosselló en una actividad en Loíza al recordar cómo la pasada administración de gobierno le recortó las pensiones a los empleados públicos y ahora la Junta de Supervisión Fiscal quiere nuevamente rebajar esos pagos.

"En estos momentos estamos dando una batalla con la JSF que quiere reducirlo aún más. Para mí, subirle a unos pocos mientras otros se ven afectados simplemente no es adecuado", sostuvo el gobernador.




💬Ver 0 comentarios